La palabra impeachment vuelve a resonar por todo Brasil, justo un año después de la caída de la anterior presidenta Dilma Rousseff. La diana apunta ahora al hombre que desplazó a Rousseff en 2016, su entonces vicepresidente, Michel Temer.

El Tribunal Supremo autorizó a abrir una investigación judicial a Temer después de que un empresario le haya situado en el centro de una supuesta trama de sobornos. Temer anunció que no dimitirá, pero han comenzado las deserciones entre sus aliados y los mercados entraron en pánico.

Brasil, el mayor país de América Latina y la novena economía del planeta, ha vivido las últimas semanas lo que se ha bautizado como “O fim do mundo”, las confesiones de los ejecutivos de la mayor constructora del país que han implicado en el cobro de sobornos a prácticamente toda la clase política.

Pero más allá del fin del mundo aún había otra crisis por venir. La prueba llegó con la apertura ayer de la Bolsa de São Paulo, hasta ahora impávida a las convulsiones políticas. El mercado sufrió el mayor desplome desde el hundimiento de Lehman Brothers, hace 10 años, y tuvo que suspender temporalmente las cotizaciones veinte minutos después de la apertura.

Y eso que aún no se conocía la decisión del Supremo de autorizar la investigación a Temer.El origen de la nueva sacudida se sitúa otra vez en las confesiones de empresarios acusados de pagar sobornos a cambio de favores políticos. Ahora son los dueños del imperio cárnico JBS, el mayor donante de las campañas electorales de los principales partidos del país.

Según reveló el periódico O Globo, el presidente de JBS, Joesley Batista, grabó una conversación con Temer en la que le comenta que está pagando un soborno mensual para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, condenado a 15 años de cárcel por corrupción. La respuesta de Temer, según O Globo, fue: “Eso tienes que mantenerlo, ¿vale?”. La noticia conmocionó inmediatamente al país. En algunas ciudades cientos de personas, ligadas a grupos de izquierda, se echaron a la calle.

Horas después, los acontecimientos estrechaban el cerco sobre el Gobierno. El Supremo decidía retirar la condición de senador a uno de los principales sostenes de Temer, el líder del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), Aécio Neves, que a punto estuvo de arrebatar la presidencia a Rousseff en las elecciones de 2014. La Policía dispone de pruebas documentales de sobornos pagados por JBS a Neves.

Temer, que ya había emitido una nota negando los hechos en la noche del miércoles, hizo ayer un pronunciamiento público para insistir en el desmentido y asegurar: “No dimitiré”. El presidente parece decidido a aferrarse al cargo pese que él mismo reconoció que se abre una “crisis de proporciones políticas aún no dimensionadas”.

Los aliados de Temer van a poner a prueba su capacidad de resistencia. Dos ministros anunciaron su dimisión -uno de ellos rectificó más tarde- mientras un grupo de parlamentarios del PSDB comunicó que se va a sumar a las peticiones de impeachment ya registradas por diputados de la oposición.

Apoyos precarios

La reacción de los mercados ilustra también la precariedad del Gobierno (ver página 4). Con unas cuotas de popularidad sonrojantes —tiene el apoyo de menos del 10% de los brasileños—, los grandes sectores económicos, dentro y fuera del país, estaban siendo su gran sostén. El mercado apostaba a que Temer lograría sacar adelante en el Congreso su programa de liberalización económica, que incluye una reforma laboral y recortes en el sistema de pensiones.

El presidente estaba empeñado en aprobar esas propuestas, pese a que le han costado una huelga general y las críticas de una parte de sus compañeros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), una formación sin ideología definida, que pacta a derecha e izquierda, según la coyuntura.

En la nueva crisis política vuelve a jugar un papel decisivo Eduardo Cunha, también del PMDB y uno de los personajes más siniestros de los muchos que pueblan la política brasileña. Como presidente de la Cámara de Diputados, Cunha jugó un papel decisivo en 2016 en la caída de Rousseff con el propósito, según confesión reciente del propio Temer, de parar las investigaciones judiciales en marcha contra él.

Pero había demasiadas pruebas de que cobró sobornos millonarios y no pudo esquivar la cárcel. En los últimos meses, no cesó de enviar mensajes amenazantes desde prisión. Cunha pasa por ser depositario de algunos de los peores secretos de las cloacas políticas de Brasil.

“No voy a renunciar”

En conferencia de prensa, el presidente de Brasil, Michel Temer, rechazó haber comprado ‘silencio para nadie’ e insistió en que en ningún caso planea renunciar al cargo. “Voy a demostrar que no estoy para nada involucrado con estos hechos. No voy a renunciar”, ha indicado el jefe de Estado en una declaración pública hecha en Brasilia, la capital.

Temer realiza este señalamiento un día después de que un diputado del Partido de Trabajadores (PT) presentara oficialmente ante el Parlamento del Brasil una solicitud de juicio político (impeachment) contra el primer mandatario y el mismo día, además, que el diario local O Globo reveló que Temer había sido grabado avalando la compra del silencio de Cunha para que no revelase datos sobre la corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

El mandatario, sin embargo, negó todas las acusaciones, que ha tachado de”clandestinas”, y ha enfatizado que “no tiene nada que esconder”, además de exigir acceso a todos los vídeos y documentos que lo involucren, hasta el momento sin éxito.

Tanto Temer como destacados miembros del gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) están siendo investigados por recibir supuestos sobornos, lo que ya había obligado a renunciar a sus cargos por irregularidades a tres ministros del Gobierno actual.

Con este último anuncio del TSF sobre la apertura de nuevas pesquias, otros dos ministros han debido renunciar: el de Ciudades, Bruno Araújo, y el de Cultura, Roberto Freire.

Alternativas

Según la Constitución, si Temer renuncia o es destituido, el Congreso deberá realizar una elección indirecta para escoger a quien completará el período que inició Rousseff en 2015, que concluye el 1 de enero de 2019.

Sin embargo, el propio Congreso podría aprobar una enmienda para convocar una elección directa este mismo año, un asunto sobre el que existen propuestas que ya tramitan en las cámaras.

Detenida

Andrea Neves, hermana y asesora del senador Aécio Neves, fue detenida este jueves en su casa, en un condominio en Belo Horizonte. Fue trasladada al presidio Esteban Pinto, en el barrio Horto, tras pasar por un examen en el Instituto Médico Legal (IML). A la entrada y a la salida del órgano público, manifestantes que estaban en la calle frente al instituto le gritaron “bandida” y “Aécio Neves, su hora va a llegar”.

La participación de JBS

La participación de la empresa JBS en la operación Lava Jato se transformó, en las últimas 24 horas, en la más impactante de la historia de la corrupción de Brasil. Grabaciones hechas al presidente Michel Temer y los seguimientos en video a los participantes de la trama causaron indignación en la opinión pública brasileña.

Hoy, las imágenes que muestran a los emisarios de Temer y del senador Aécio Neves recibiendo valijas repletas de reales son contudentes y volvieron a generar conmoción en Brasil.

OGlobo consiguió el documento histórico en el cual pueden verse las escenas en que ejecutivos de JBS —con la autorización de la Procuración General de la República y la Policía Federal— pagan los sobornos al diputado Rodrigo Rocha Loures (PMDB-PR) y al primo de Neves, Frederico Pacheco de Medeiros. Al primero le adelantaron unos 500 mil reales (150 mil dólares) de un total de 480 millones. Al segundo, 1,5 millones de reales (U$S 450 mil).

En la primera de las imágenes, puede verse al diputado Rocha Loures y a Ricardo Saud —JBS— en un café de un centro comercial en San Pablo. Luego de media hora, se encuentran en el aparcamiento del lugar, donde continúa la negociación. Se reunirían luego en una pizzería para el pago de 500 mil reales. Se especula que el diputado sospechaba de algo y por eso habría intentado despitar a cualquiera que estuviera siguiéndolos.

La entrega a “Fred” fue llevada acabo en la sede central de JBS, en San Pablo, y fue expuesta por OGlobo. La filmación, hecha por la Policía Federal, muestra cómo el primo del senador llega a la compañía y se dirige a la dirección, donde será atendido por Ricardo Saud. Luego de conversar, el ejecutivo le entrega la valija repleta de billetes. Esa fue la primera vez. La segunda, se repetiría la mecánica.

Astróloga predijo lo que pasaría con Temer

En diálogo con Sputnik, la astróloga brasileña Bárbara Abramo indicó que el presidente de Brasil, Michel Temer dejará el Gobierno “a la fuerza” debido al huracán político que se cierne sobre el país, según la posición de los astros en los últimos días de mayo.

Un día antes de estallar las revelaciones que involucran al presidente de Brasil, Michel Temer, en los escándalos de corrupción, la astróloga brasileña Bárbara Abramo ya había publicado sus previsiones para la última semana de mayo. “Entre el 24 y el 1 de junio sucede un aspecto astrológico explosivo que indica olas de rebeldía y revuelta contra autoridades”, anunció en su Facebook.

Convocan a Rodrigo Maia

En medio de una ola de especulaciones sobre el futuro político de Michel Temer, el Presidente convocó de urgencia a Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados, con quien se reunió en el Palacio del Planalto. Ese encuentro alimentó los rumores sobre una eventual renuncia del Jefe de Estado -algo que luego Temer descartó- debido a que Maia ocupa el primer lugar institucional en la línea de sucesión. Se trata de un joven político, militante del partido de derecha Demócratas.

Nació en Santiago, en junio de 1970, cuando sus padres se encontraban exiliados en Chile. La familia regresó a Brasil en 1973. Tiene un hermano gemelo. Estudió Economía en la Universidad CandidoMendes. Ha sido elegido diputado federal por Río de Janeiro en cinco ocasiones: en 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014. Asumió la jefatura de la Cámara de Diputados tras el juicio político contra Dilma Rousseff y la asunción formal de Temer como Presidente.

Renuncian dos ministros

El PSDB, afectado como nunca con su líder Aecio Neves en el centro de la corrupción y sus inmuebles allanados, decidió retirar el apoyo a Temer, algo que se comprobó con la renuncia del ministro de las Ciudades, Bruno Araújo. Por la tarde, Temer, quien había suspendido todas sus actividades y las de sus ministros, dio una conferencia de prensa en la que afirmó que continuará en el cargo. “No renunciaré. Repito: sé lo que hice, sé sobre la rectitud de mis actos”, dijo, y esto tuvo sus repercusiones.

Tras escuchar las palabras del actual presidente de Brasil, el ministro de Cultura, Roberto Freire, presentó su renuncia y fue el segundo en abandonar el barco.