Por: Julio Battistoni

La prensa y medios en general están preocupados por las explotaciones mineras, la regasificadora, el puerto de aguas profundas; promovido esto desde una rara alianza entre ambientalistas y oposición política.

Trataré de demostrar, que ni los ambientalistas ni los medios de comunicación se han preocupado por los problemas ambientales reales del país y que son el gobierno y la academia los únicos que lo han hecho.

Algunos ejemplos de manipulación como accionar político:

– Minería a cielo abierto. Han transformado esto en una frase tétrica, oscura. En Uruguay más del 95% de la minería ha sido y es a cielo abierto. Y la mayor empresa que hace minería a cielo abierto es del Estado, es ANCAP. Así se explota el pedregullo, el mármol, granito, calcita o dolomita, etc.

Estas últimas para producir el excelente cemento portland uruguayo. ¿Debemos negarnos a esta industria porque es “a cielo abierto”? La minería en galería es mucho más riesgosa para el trabajador, sin embargo nadie lo menciona.

– “El país quedará como un queso” como consecuencia de las canteras de la actividad minera. Esa imagen es falsa, en principio porque no todo el país es susceptible de una minería de metales, las formaciones geológicas potencialmente metalíferas están solamente en el centro-noreste del país. Todos los emprendimientos de minería de metales podrían llegar a ocupar un área no superior al 0,6% del suelo productivo del país, mientras que el cultivo de soja y la forestación ocupan, cada uno, aproximadamente un 8% de este.

– Se asocia la minería con la contaminación de los acuíferos. Las zonas de minería de metales se asientan sobre roca impermeable, es decir no son zonas de recarga de acuíferos, especialmente del Guaraní. La defensa del agua está muy bien, es un recurso estratégico.

Pero, ¿cuidamos nuestros acuíferos? ¿Cuidamos nuestras aguas superficiales? Nuestro país cuenta con expertos en el acuífero Guaraní de excelente nivel, requeridos por países de la región como asesores en el cuidado del mismo.

Estos técnicos no están preocupados por la contaminación derivada de la minería, sino por las actividades humanas (industrial, agraria, urbana) sobre las zonas de recarga del acuífero, el norte de Tacuarembó y Rivera en el eje de ruta 5. La Intendencia de Tacuarembó ha sacado un decreto inconducente prohibiendo la minería a cielo abierto, pero se olvida de cuidar el acuífero Guaraní en su territorio.

También se ha implantado la imagen del acuífero Guaraní como el sumun de agua pura; no es así, naturalmente no es potable, tiene elevado contenido en arsénico proveniente de las rocas que forman el reservorio. Sin embargo en el litoral uruguayo y argentino se la bebe, se extrae y se vierte despreocupadamente en las aguas superficiales.

– El diario de derecha El Observador del 21 de octubre de 2013, proclamaba que la regasificadora implicaría 30 bombas nucleares. Muchos técnicos del gobierno explicaron a los vecinos en decenas de reuniones barriales lo que significaba el gas licuado.

El gas natural licuado es metano, almacenado a muy bajas temperaturas porque es líquido en esa condición, así ocupa un volumen 600 veces menor, haciendo rentable su transporte. Un gas a presión también se vuelve líquido; si movemos una garrafa de supergás parece contener un líquido. También lo podemos apreciar en muchos encendedores, es un gas que debido a la presión está líquido. Un gas a presión es riesgoso en su manipulación, pero recordemos que en plena ciudad teníamos los gasómetros. Volvamos al gas natural licuado, es líquido porque está a muy baja temperatura, pero no está a presión. O sea lo de las bombas atómicas es puro terrorismo verbal barato.

La inclusión de gas natural en la matriz energética, es una acción pro ambiente que realiza el gobierno pues quema mucho mejor que los combustibles líquidos derivados del petróleo. Cuando se haga rutina, Uruguay reducirá enormemente la emisión de gases de efecto invernadero.

Igualmente es una acción pro ambiente la planta desulfurizadora de combustibles montada por ANCAP, con esto se evita la emisión de gases que contienen azufre, principal causa de la lluvia ácida.

– También se cuestionó el lugar donde estará ubicado el muelle de transferencia y regasificación a 2,5 kilómetros de la costa. En Barcelona, la regasificadora está sobre un muelle del puerto, en un radio de 2,5 kilómetros están muchas de las instalaciones olímpicas, algunos barrios, un parque industrial y por supuesto buena parte de la zona portuaria (se puede ver en Google Earth).

– Asimismo se mencionó que la regasificadora era una consecuencia de las exigencias de las empresas mineras. Yo trabajaba en la Intendencia de Montevideo cuando en 2008 se comenzó a estudiar el ordenamiento territorial de los accesos al puerto de Puntas de Sayago, ya se mencionaba como una posible ubicación de la regasificadora.

En 2008 los estudios de la empresa Aratirí recién comenzaban, estaban en la etapa de exploración; es decir, aún era bastante incierta la viabilidad del proyecto.

Mis explicaciones sobre de dónde surgen estos argumentos tan absurdos: a) a la derecha le conviene que le vaya mal a la izquierda y arremete con lo que sea, aunque se hipoteque el trabajo de los uruguayos; b) la posición de los terratenientes es clara, no podrán disponer de mano de obra barata en la zona, estarán en competencia con los salarios de la minería; c) es bien conocido el dominio a través del miedo.

La generación de un terror difuso (¡30 bombas nucleares!) hace que se impida pensar, que se desconfíe del gobierno; d) trabar de cualquier manera una concepción de desarrollo del país que está enfrentada a intereses económicos vinculados al Uruguay conservador pastoril-plaza financiera.

El mayor problema ambiental que tiene el país en la actualidad es la erosión de los suelos –está afectado casi el 30 % del territorio- y la eutrofización (aumento desproporcionado de nutrientes) de los cursos de agua por excesivo uso de fertilizantes químicos. Esto significa la pérdida de la calidad de las aguas superficiales y la pérdida progresiva de las cualidades agronómicas del suelo.

Para detener este proceso de degradación de la tierra el MGAP le exige a las empresas agropecuarias la presentación de planes de uso del suelo. ¿Cuál es el argumento de los portavoces de los terratenientes? Que la tierra es propiedad privada, ¡hago lo que quiero! Porque lo que se les está diciendo, es que no pueden usar la tierra como quieran. Y aquí esta la principal causa de la erosión: el lucro.

De esto nuestros ambientalistas no hablan, hablan de lo mismo que hablan los ambientalistas de Alemania, Canadá, la WWF y Greenpeace… Respecto al medio ambiente, hasta el momento el gobierno y la academia son los únicos que realmente se han preocupado. Continuemos cuidando el nuestro de forma racional, posibilitando una calidad de vida digna y trabajo para todos.