Por: Hugo Acevedo

El libro, que contó con el auspicio de Ancap, aborda uno de los tópicos más inquietantes del presente en nuestro país, que tiene una fuerte prevalencia en la población.

El alcoholismo constituye uno de los más removedores núcleos de debate de la agenda pública nacional, en tanto impacta en los patrones sociales y en la calidad de la convivencia ciudadana.

En efecto, la ingesta abusiva de bebidas alcohólicas suele provocar conflictos y violencia en diversos ámbitos de la sociedad uruguaya, con particular visibilidad en el deporte.

El tema está también intrínsecamente asociado a los accidentes de tránsito, así como a problemas relacionales que se suscitan en otras escenografías sociales.

Este trabajo centra el análisis del problema en la adolescencia, ante la constatación del consumo temprano de bebidas con alta graduación alcohólica entre chicos en edad liceal.

Obviamente, el origen de estas conductas tiene una clara connotación cultural, devenida de costumbres, grupos de referencia e identidades colectivas.

Por supuesto, no es menor la influencia de la publicidad y de los mensajes implícitos y explícitos difundidos por los medios de comunicación, que inducen, por la lógica de las leyes del mercado, a comportamientos adictivos.

En tal sentido, es habitual observar hasta qué punto se manipula psicológicamente al colectivo, cuando en una pieza publicitaria asocia el consumo al éxito y a la realización personal.

Sin perder de vista estas contundentes evidencias de la realidad, los autores indagan en la génesis de la ingesta abusiva de bebidas alcohólicas entre los jóvenes.

“La previa” a la cual refiere el título del libro es la preparación para una noche de diversión que, en muchos casos, comienza con abundante consumo de alcohol.

Lo realmente inquietante es que los episodios de alcoholismo se constatan con cada vez más frecuencia en jóvenes de doce y trece años, quienes suelen beber para “experimentar”.

Esta práctica está ligada a la socialización, a la integración a ambientes que generan fuertes lazos de pertenencia y a otras causales que atañen al proceso de inserción adolescente.

Con un sentido bien didáctico, el trabajo consigna la graduación alcohólica de las diversas bebidas que se comercializan en nuestro mercado interno.

Asimismo, informa detalladamente sobre las modalidades de consumo y hasta sobre la preparación doméstica de bebidas, a partir del alcohol que se expende en las farmacias.

Obviamente, también advierte sobre los devastadores efectos físicos, psicológicos e intelectuales provocados por la ingesta abusiva, particularmente en lo que concierne a los aprendizajes.

Por supuesto, los especialistas otorgan particular relevancia al grave riesgo de accidentes de tránsito provocados por el alcoholismo, que estadísticamente constituyen la primera causa de muerte entre los jóvenes.

El libro incluye una suerte de “guía para padres preocupados”, que convoca a los adultos a transformarse en verdaderos referentes y comprometerse con sus hijos.

Naturalmente, este esfuerzo mancomunado reserva un trascendente rol a los actores de la educación formal que, desde el ámbito del aula, deben cooperar en el proceso de formación integral de los jóvenes.

En tal sentido, el libro incluye talleres y actividades para desarrollar en los centros de educación media, con el propósito de combatir esta dramática adicción.

“La previa” es una guía para padres y educadores pero también un valioso trabajo de investigación, que arroja renovada luz sobre uno de los problemas más acuciantes del presente.

(Editorial Aguilar)