El Poder Judicial proyecta que los ocho Juzgados Especializados en Violencia Doméstica atenderán unos 12.000 asuntos el año que viene, una demanda creciente que exige más recursos.

Según el ministro del Tribunal de Apelaciones de Familia de 2º turno, Eduardo Cavalli, se requiere que el Parlamento realice un análisis independiente y serio y que establezca una proyección de qué recursos se necesitan para que la atención sea de calidad a mujeres y niños.

Actualmente, -según estimó Cavalli- cada 14 minutos una mujer presenta una denuncia por violencia doméstica en el sistema policial.

“Toda esa demanda se traslada inmediatamente al sistema judicial, que con ocho magistrados y con un número muy escaso de defensores debe atenderla”, aseguró Cavalli.

Según la proyección del Poder Judicial, cada uno de los ocho magistrados atenderá unos 1.500 asuntos por año, lo que da un promedio de 33 casos diarios.

En el interior donde, salvo en Pando, los juzgados son multimateria, y la deficiencia es aún mayor.

Desde el año pasado, se instaló en el Poder Judicial un grupo de trabajo en políticas de género que ha realizado capacitaciones a funcionarios y ha elaborado un protocolo de evaluación de riesgo de vida.

Además, articula acciones con organizaciones sociales y se trabaja en un Observatorio de Violencia Doméstica y de Género en conjunto con la Fiscalía General de la Nación.