La jueza penal de 16º Turno Julia Staricco investiga desde hace días el origen de una amenaza “de muerte” a trece personas por parte de un supuesto “comando Barneix” a través de un correo electrónico. Entre los amenazados están el ministro de Defensa Jorge Menéndez, según informó ayer el semanario Búsqueda.

Según pudo saber LA REPÚBLICA, además figuran los nombres de varios abogados, jueces y exmagistrados que tuvieron relación con causas de violaciones a los derechos humanos en los que militares fueron juzgados. Ayer, en conferencia de prensa convocada por la Fiscalía sobre el traslado por razones de salud de la fiscal de Crimen Organizado María de los Ángeles Camiño, Díaz confirmó que, días pasados, recibió dos correos electrónicos similares en los que aparecía su nombre así como el de otras personas.

Leyó su contenido y agregó que por el momento la situación no amerita tomar alguna medida adicional en materia de seguridad. Agregó que ya había dado cuenta de este hecho a la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) Policial y a la Justicia. El fiscal de Corte estaba citado ayer por la jueza por este tema pero la audiencia debió posponerse.

El correo electrónico llegó días pasados a distintos medios de comunicación, entre ellos al portal del diario LA REPÚBLICA, que de inmediato se contactó con el Ministerio del Interior. Se informó a este medio que el caso ya estaba en conocimiento de las autoridades ministeriales y que se había dispuesto la apertura de una investigación.

El correo electrónico

El correo electrónico fue enviado por un supuesto “Comando Pedro Barneix”, creado en homenaje al general del Ejército quien en setiembre de 2015 se autoeliminó al enterarse que la Justicia lo había procesado por un caso de muerte por torturas del militante comunista Aldo Perrini en 1974.

Se señala en el comunicado que este “suicidio no quedará impune” y que “no se aceptará ningún suicidio más por injustos procesamientos”. Además, se advierte que “por cada suicidio de ahora en más, mataremos a tres elegidos azarosamente de la siguiente lista” (siguen los trece nombres) y agrega: “tenemos varios más, cuyos domicilios y hábitos ya tenemos relevados”.

“Rastreables”

Fuentes cercanas a la investigación confiaron a LA REPÚBLICA que el correo del “Comando Pedro Barneix” partió de un sitio web que plantea casillas de correo temporales: solo se guardan 60 minutos. No obstante, es probable que dicho sitio web esté intervenido.

El sitio ofrece una casilla “segura” en determinada dirección, pero en los “términos y condiciones” de uso se establecen una serie de prohibiciones en las que habrían caído los muchachos del supuesto “Comando Pedro Barneix”.

Una de las cláusulas establece que “este servicio prohíbe el envío de mensajes que contengan cualquier contenido acosado, abusivo, difamatorio, ofensivo, de mala fe, poco ético o ilegal”. La amenaza de muerte estaría implicada. Aun si hubiesen escrito desde un celular, tiene que bajar una aplicación. Por lo tanto, serían “rastreables”, aclararon las fuentes.