Se hará esta semana; hay al menos un centenar de operadores privados dispuestos a cultivar cannabisMarihuana: gobierno llama a interesados para su plantación

Esta semana se inicia el llamado a interesados en la plantación de la marihuana regulada por el Estado. Será este el primer paso concreto de varias otras acciones que dicta la ley vigente, como la venta de esa misma marihuana en cadenas farmacéuticas.

3

En esta semana que se inicia, el gobierno hará finalmente el lanzamiento del llamado a interesados en la plantación de la marihuana regulada por el Estado.

Será este el primer paso concreto de varias otras acciones que dicta la ley vigente como la venta de esa misma marihuana en cadenas farmacéuticas, la habilitación de los autocultivos de cannabis y la oficialización de los clubes de consumidores de la droga que están en período de autorización; medidas todas que siguen en proceso de regulación por parte del Ircca, el Instituto de Regulación y Control de Cannabis creado por la ley, que tendrá bajo su control las plantaciones o cultivos que deberán ser autorizados previamente por este Instituto que funciona bajo la órbita de Salud Pública y el que tendrá además el control directo, sin perjuicio de los contralores previstos por ley, y asignados a organismos competentes.

También en este mes de julio, quedaría pronto el software que se utilizará para el registro de autocultivadores y los clubes de consumidores.

Para este mes también está previsto que se apruebe el decreto reglamentario sobre el cáñamo industrial, mientras que la reglamentación de la marihuana medicinal llevará todavía dos o tres meses más, según pudo saber este diario.

Como ya se anunció en LA REPÚBLICA, no será en campos o predios pertenecientes al Ejército donde se cultivarán los plantines de cannabis como se había pensado meses atrás desde el mismo gobierno. La marcha atrás a esta posibilidad fue porque se entendió que en esas parcelas no estaban dadas las condiciones objetivas para instalar allí los invernáculos ya que incluso podrían llegar a alterar la “institucionalidad castrense”. Los invernáculos que albergarán las plantas se montarán, igualmente, en un predio perteneciente al Estado.

No serán muchos los campos que el gobierno destinará para la plantación de la marihuana regulada por el Estado. Sí se mantuvo la decisión de que esas áreas estarán alejadas de las zonas fronterizas del país, pero por razones estrictamente de seguridad. Hasta el momento está definida una de las pocas parcelas señaladas como óptimas por el gobierno para dedicarlas a la producción del cannabis. Esa área cuenta con unas 10 hectáreas de extensión y está ubicada a una distancia de unos 80 kilómetros de Montevideo en el departamento de San José.

El gobierno también decidió dejar sin efecto la propuesta de que efectivos militares fueran a ser los responsables de otorgar la seguridad perimetral en el terreno donde se plantará la marihuana regulada y se analiza alguna variante por estos días. Nada está descartado.

El llamado a interesados para hacerse cargo de las plantaciones y suministro al Estado de la planta que se oficializará en esta semana se hará a nivel nacional y la cantidad de los que serán seleccionados será limitada a un número pequeño; entre 3 como mínimo y 5 operadores privados como máximo. Cada uno de los adjudicados tendrá un área de responsabilidad de 2 hectáreas para sembrar, cuidar y cosechar la planta cannábica. El propio Estado será el proveedor de la semilla o del plantín el cual ya estará fertilizado y femineizado contando con un registro genético, una especie de trazabilidad que posibilitará al gobierno hacer un seguimiento del producto para evitar que el mismo se comercialice por fuera del circuito regulado y que esté establecido por la ley.

En las últimas semanas llegaron a los despachos del Poder Ejecutivo mensajes y consultas de cultivadores extranjeros interesados en participar de las plantaciones y solicitando información acerca de los requerimientos básicos e imprescindibles que impondrá el Estado para hacerse cargo de esa cadena productiva de la marihuana. Hasta ahora habría un centenar de interesados en total.

Evaluación de la ley: en 2, en 6 y en 12 años

La apertura a interesados en plantar marihuana regulada prevé el cultivo de la mitad de la demanda estimada. Esto constituye una primera etapa del programa, previéndose que el cannabis llegue a las farmacias a fin de este año.

Según cálculos oficiales, se necesitarían entre 18 y 22 toneladas anuales para abastecer un mercado estimado por el gobierno en unos 150.000 consumidores.
Habrá distintas variedades de marihuana legal, con cuatro niveles diferentes de concentración de tetrahidro cannabinol (THC), principal constituyente psicoactivo del cannabis, para que el consumidor pueda elegir entre concentraciones que irán en una franja entre 5% y 14%, según los planes establecidos.

En diálogo con LA REPÚBLICA, el director de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, dijo que las primeras evaluaciones generales de la ley se conocerán en dos años.

“Tenemos cuatro equipos trabajando en el monitoreo de la ley y vamos a evaluar el impacto en la seguridad, en la convivencia ciudadana”, detalló. Adelantó que las segundas evaluaciones se harán en próximos períodos; “la segunda se hará en 6 años y la siguiente a los 12 años de vigencia de la ley para hacerle un seguimiento de manera ordenada”.

Calzada sentenció que en Uruguay “nunca hubo un proceso de evaluación en ninguna política de drogas” y que los datos que se manejaron en los últimos 50 años “son falsos”.

Comentó que “a nosotros nos importa evaluar las dimensiones de la actual política de droga en tres etapas”. Una primera evaluación es la seguridad humana y en la convivencia para ver los cambios que la ley genera en la sociedad; la segunda es en la salud colectiva y personal; la tercera, el impacto de la ley en materia de equidad social.

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.