En un índice que a nivel mundial lideran Noruega, Suecia y Suiza, Uruguay ocupa el lugar 24 en 133 países analizados por este índice.

El IPS fue creado por un equipo cuyo asesor principal es el profesor Michael E. Porter de la Harvard Business School y se diseñó como un complemento al PIB y otros indicadores económicos

El informe, publicado este 9 de abril, señala que los países de América Latina deben “darle prioridad al progreso social” y que las difíciles condiciones económicas no deben ser necesariamente un obstáculo para garantizar mejoras en las vidas de los ciudadanos.

En la región, Uruguay se ubica en primer lugar, superando a Chile (26 del mundo) y Costa Rica (28), todos ellos con puntajes superiores a 75/100, característicos de países con niveles de progreso social alto.

Nuestro país presenta puntajes altos en la dimensión de oportunidades, especialmente en derechos personales (puesto 6) y en tolerancia e inclusión (puesto 4), temas en los cuales se ubica entre los diez mejores del mundo.

El informe señala que “la consolidación temprana de la democracia y la promoción de innovaciones sociales como la legislación laboral, los derechos de las mujeres y el respeto de garantías sociales, explican que Uruguay sea uno de los líderes globales en Progreso Social”.

En el tema vivienda, Uruguay aparece en el puesto 39 en el mundo, y en el puesto 41 en cuanto a seguridad personal, especialmente porque los accidentes mortales en las rutas uruguayas son mayores que en países como México o Turquía.

En el tema salud y bienestar, el país aparece en el puesto 51 debido a que los uruguayos tienen una tasa de suicidios elevada comparada a países con igual nivel de renta per cápita.

En conocimientos básicos, que mide niveles de matriculación en educación secundaria y bachiller, nuestro país ocupa el lugar 43, y cae más en acceso a la educación superior (69).