Altas autoridades nacionales, departamentales y locales, junto a centenares de vecinos, dejaron inaugurado este domingo junto al Río Santa Lucía el monumento que homenajea a los hérores de la Batalla de Paso Cuello, un hecho que ha permanecido en el silencio, pero que recientes investigaciones han revelado como uno de los episodios más dramáticos del enfrentamiento a la invasión portuguesa.

El acto protocolar fue encabezado por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa Juan José Saavedra, del Comandante en Jefe del Ejército Guido Manini Ríos y el Intendente de Canelones Yamandú Orsi.

La investigación plasmada en el libro “Canelones: Historias de la Resistencia Artiguista” recogió la documentación que testimonia el enfrentamiento de 500 orientales de la resistencia artiguista y una fuerza de más de 2500 soldados del Ejército Portugués. Comandados directamente en el terreno por el jefe máximo de la fuerza invasora, Carlos Federico Lecor.

Del lado oriental, estuvieron en el lugar (en una de las pocas ocasiones en que así sucedió) los máximos lugartenientes de Artigas: su hermano Manuel, Rivera, Lavalleja, Oribe, Joaquín Suárez, Barreiro y García de Zúñiga.

En los días previos, el pueblo de Guadalupe, resistió todo lo que pudo el avance portugués, y finalmente sus vecinos lo vaciaron completamente, marchando en una suerte de segundo “Éxodo” hacia el lugar donde acampaban las tropas orientales, en el Paso Cuello del Río Santa Lucía, a unos 20 kilómetros de la ciudad.

Ayer se conmemoró la ocasión, inaugurando el monumento, que en su parte central lo componen dos cañones, réplica del armamento de la época, que confeccionaron los funcionarios de la Intendencia Wilson López e Ignacio Bergero.