El Desierto del Sahara, en Argelia, se cubrió de blanco el pasado fin de semana con una nevada que causó sorpresa, dado que es la tercera que ocurre en 37 años. Las anteriores se registraron en diciembre de 2016 y en febrero de 1979.

El escenario se pudo apreciar en la ciudad de Ain Sefra, que se caracteriza por poseer dunas rojas y se encuentra emplazada a poco más de 1.000 metros sobre el nivel del mar.

Las imágenes del insólito paisaje comenzaron a circular en redes sociales y corresponden al fotógrafo Karim Bouchetata, según consignó el sitio Daily Mail.

Sobre las causas de la nevada, los meteorólogos explicaron que se trata de una masa de aire fría que fue impulsada más al sur de Europa, hasta el norte de África, como consecuencia de una alta presión sobre el Viejo Continente.

La ola polar que está afectado en los últimos días a buena parte de los Estados Unidos y muchísimos países de Europa llegó entonces al norte de África, donde el desierto del Sahara modificó sus habituales tonos rojizos y marrones por el blanco de la nieve.

La ciudad de Ain Sefra, conocida como “La puerta del desierto”, está ubicada en el noroeste de Argelia. En este distrito, ubicado a 1.080 metros sobre el nivel del mar, la nieve llegó a alcanzar los 40 centímetros de espesor, reseñó el diario Express.

“Realmente, nos sorprendimos cuando nos despertamos y vimos nieve”, contó el fotógrafo Karim Bouchetata. (Foto Twitter: @karimbouchetata)