La selección uruguaya enfrenta a Austria desde las 16.45 hora uruguaya, en el segundo de los amistosos del equipo de Tabárez por tierras europeas en esta Fecha FIFA.

En Uruguay regresará el capitán Diego Godín, ausente el viernes ante Polonia por lesión, lo mismo que Cristian Stuani. También sería titular Federico Valverde en el mediocampo, aunque el entrenador no ha confirmado el equipo. “En sus equipos nos han hecho ver los progresos de ciertos jugadores que, a nuestro entender, estaban capacitados para la exigencia internacional.

Es el caso, primero, de Vecino, hace ya algún tiempo, y últimamente Rodrigo Betancur, Valverde. Aportan algo diferente a lo que veníamos haciendo últimamente, sobre todo en el medio campo. El gran rasgo distintivo era el aspecto físico pero ahora, además de que se trabaja bien ese aspecto, hay algo que tiene que ver con el manejo de la pelota y es un equipo que es más equilibrado. Soy poco afecto a hablar de individualidades. Sí he de reconocer, respecto a jugadores como Rodrigo Betancur, que están consolidados “, comentó el maestro Tabárez en la conferencia de prensa ayer en Viena.

Tabárez afirmó que el combinado nacional está en el camino correcto en su preparación para el Mundial, aunque descartó hacer elucubraciones sobre las posibilidades reales del equipo en el campeonato: “Lo que hace la parte importante del fútbol son los futbolistas. Por su puesto, también los grandes entrenadores, entre los que no me cuento, obviamente. Pero creo que aun los mejores, como Guardiola, es difícil que salgan campeones de un torneo con jugadores de cuarta división. Yo no sirvo para adivinar el futuro. Y he aprendido a fijarme mucho en la realidad, no hay nada escrito. Queda mucho por recorrer hasta el Mundial y ahí va ser la verdadera historia”.

Tabárez recordó que hay muchos factores en juego cuando se llega a la fase final de un Mundial: “Los partidos eliminatorios traen mucha carga emocional, mucha carga emotiva. Hay grandes equipos. Depende de enfrentarse al principio o no, la suerte que le pueda tocar a cada uno. Hay muchas cosas que no se pueden ni pensar en ellas porque uno no tiene ninguna respuesta. En el grado de paridad que hay actualmente en el fútbol mundial, cualquier partido es importante. Todos los partidos sirven para comprobar el nivel propio, para afrontar un desafío y para estabilizar cosas en el equipo. Estamos en el camino justo, es una manera de prepararnos para lo que viene”.

Consultado sobre las selecciones que están definiendo los últimos cupos al Mundial, Tabárez opinó que “Estos partidos últimos son parte del campeonato del mundo. Creo que es una demostración de que no es nada vergonzante, como en nuestro país a veces hicieron creer. Hablando con sarcasmos de que estábamos abonado al quinto puesto”, mientras que al referirse a los rivales de Uruguay en estos amistosos, recordó que Polonia está clasificada para el Mundial y que en la selección austríaca participan “jugadores que han pasado por ligas más exigentes y eso habla de la capacidad”.