La ceremonia, que comienza a las 11 horas en el centro educativo emplazado en avenida Arocena 1919 esquina Lieja, será encabezada por el Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la ANEP, Profesor Wilson Netto, los consejeros Inspector Javier Landoni y Profesor Néstor Pereira, el Director General del Consejo de Educación Secundaria (CES), Profesor Juan Pedro Tinetto, y demás integrantes del Organismo y autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

En la oportunidad, serán recibidos ex alumnos expulsados durante el gobierno autoritario por su actividad sindical, quienes, en muchos casos, perdieron su calidad de estudiantes. Entre ellos se encuentra la compositora y cantante Laura Canoura.

Según lo previsto, las autoridades harán entrega a los ex alumnos de copias de una resolución del CES, que documenta el levantamiento de las sanciones y las elimina de los respectivos legajos estudiantiles.

Según información recopilada en los archivos del liceo, sólo en el mes de setiembre de 1973, las autoridades de facto de la época sancionaron a 150 estudiantes del Liceo Nº 15.

El encuentro, será un acto de reparación simbólica que reivindicará a personas que fueron ilegalmente privadas del derecho a estudiar.

La idea de esta celebración se originó en junio del año pasado, cuando una brigada del programa Uruguay Trabaja del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), que realizaba tareas de mantenimiento y limpieza en el centro educativo, descubrió en una pared del edificio una inscripción en crayola, que data de hace cuarenta años, la cual refiere al golpe de Estado consumado el 27 de junio de 1973.

Para agasajar a los ex estudiantes que serán homenajeados, alumnos y docentes del Liceo Nº 15 prepararon una cartelera de fuerte acento testimonial, que registra, mediante recortes de diarios de la época, la peripecia individual de los educandos que fueron sancionados.

El Director del centro educativo, Profesor Oscar Destouet, informó que está confirmada la presencia de dos ex estudiantes que llegarán desde el exterior para participar en la ceremonia, uno desde México y el otro desde la Argentina.

Informó que también participarán delegaciones de estudiantes y docentes de otros liceos, que se sumarán a la histórica celebración. El educador recordó que la idea del homenaje se originó en la inscripción encontrada el año pasado en una de las paredes del liceo, lo cual motivó una investigación en los archivos estudiantiles.

Búsqueda positiva

La pesquisa administrativa permitió localizar los expedientes de los estudiantes sancionados, lo cual facilitó su individualización y el ulterior trabajo de rastreo, a los efectos de invitarlos a la jornada.

“Si bien no llegamos a encontrar a todos los ex estudiantes que fueron víctimas de las sanciones, sí logramos buenos resultados. Prácticamente, todos los días se suman personas a esta celebración”, destacó.

Al respecto, señaló que está plenamente confirmada la llegada de una ex estudiante que actualmente reside en México, quien es una renombrada académica de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Asimismo, precisó que también se contará con la presencia de una persona residente en Buenos Aires, quien también anunció que concurrirá al homenaje.

Destouet afirmó que se han recibido numerosos mensajes de adhesión a la actividad programada para mañana, jueves, procedentes de Israel, México, España y Venezuela, entre otros países. Destacó que incluso llegó una muy emotiva carta desde Buenos Aires, escrita naturalmente por un ex alumno que hoy es adulto, “que trasmite el testimonio de un adolescente de 16 años de edad. Por supuesto, durante el acto se dará lectura a ese mensaje”.

Expectativa y entusiasmo

Con respecto a cuál fue la reacción de los actuales estudiantes, Destouet comentó que “hay expectativa, entusiasmo y ansiedad por las personas que visitarán nuestro liceo”. “El hallazgo de la inscripción en muchos casos motivó el asombro de los chicos. Incluso, les removió historias y relatos que escucharon de los adultos.

Esto está unido a historias personales y familiares. Ahora, saben que lo que se les dijo es verdad y parte de nuestro pasado”, afirmó enfáticamente el educador, que es profesor de Historia.

En ese contexto, explicó que el hecho que los estudiantes estén cursando el segundo ciclo de Educación Secundaria, “facilita la comprensión de los temas, porque existe más madurez para interpretarlos”. Destouet expresó que “hay que compartir los relatos. Este es un proceso interesante, que supone un buen intercambio intergeneracional. Ellos perciben que algo importante pasará este jueves en el liceo”. Actualmente, el Liceo Nº 15 “Ibiray” tiene una matrícula de más de novecientos estudiantes, quienes cursan de 4º a 6º años (Segundo Ciclo) y funciona en dos turnos extendidos.

Según Oscar Destouet, desde que asumió la dirección del centro, la idea fue construir un proyecto educativo de puertas y ventanas abiertas, donde los estudiantes puedan ejercer plenamente su libertad y sus derechos.