Abstenciones destraban elección en España.
El líder conservador, Mariano Rajoy, consiguió ayer el apoyo del Congreso de los Diputados de España para formar Gobierno y continuar como presidente según informó la agencia rusa Sputnik Nóvosti. Los conservadores obtuvieron “170 votos a favor, 68 abstenciones y 111 en contra, consiguiendo los apoyos que necesitaba para un nuevo Ejecutivo”, según confirmó la Presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor. Rajoy recibió el apoyo de su formación, de los 32 diputados de los liberales de Ciudadanos y de la diputada de Coalición Canaria y la abstención de 68 diputados del PSOE.

En contra todos los demás partidos de la oposición, con Unidos Podemos a la cabeza, y 15 diputados del PSOE. Con esta investidura se rompe la situación de bloqueo político que estaba instaurada en España desde diciembre de 2015, con más de 300 días de Gobierno en funciones. “Intentaremos buscar acuerdos y entendimientos con todos. Hemos tenido menos apoyo que en 2011, pero una mayoría de españoles ha seguido confiando en el Partido Popular”, aseguró Rajoy al terminar la sesión de investidura.

El líder conservador recordó que “que da mucho por hacer” pero “trabajarán para solucionarlo” y lo harán “de manera conjunta”. “Espero que este acuerdo no se quede en una sesión de investidura”, insistió Rajoy, que pidió más acuerdos para el futuro. El PSOE se quedó claramente dividido, con 15 diputados que rompieron la disciplina de voto y votaron en contra de Rajoy, a pesar de que el Comité federal del partido decidió que todos debían abstenerse.

Sin embargo, a pesar de facilitar el Gobierno de Rajoy, se comprometieron “a liderar una oposición que revierta 4 años y 300 días de políticas sectarias y dañinas”. Por su parte, la formación de izquierda Podemos calificó lo ocurrido como una “vergüenza”. “Hoy es un día de vergüenza y estafa democrática. Un abrazo a quienes están llenando la calle diciendo que nuestro país no se rinde”, aseguró el portavoz Iñigo Errejón, en referencia a los miles de manifestantes que se encuentran en la Puerta del Sol de Madrid. Miles de personas salieron este sábado a las calles del centro de Madrid, en las proximidades del Congreso de los Diputados, para protestar contra la investidura de Rajoy.

“Hay decenas de miles de personas en la calle”, confirmaron a Sputnik Nóvosti fuentes de la Coordinadora 25S, organización convocante de la manifestación, mientras que la policía cifra en 6.000 los asistentes. La protesta discurrió esta tarde desde las inmediaciones del Congreso hasta la Puerta del Sol, en pleno centro de la ciudad.

El objetivo de esta marcha, que lleva por nombre ‘Ante el golpe de la mafia, democracia’, es explicar que “una amplia mayoría de la sociedad no comparte el proceso de investidura ilegítimo que se va a dar en los próximos días”. Al terminar el debate de investidura varios diputados de Unidos Podemos, entre ellos el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, asistieron a la protesta en la que todavía se encuentran miles de manifestantes cercados por la policía.