Xavier, al término de la Mesa Política de la víspera, destacó además que Uruguay es “solidario” con el país caribeño entendiendo que “Uruguay tiene hoy el planteo de una situación compleja en un país amigo como Venezuela y, desde el punto de vista del relacionamiento, hay que respetar la no injerencia”.

Subrayó que en el Frente Amplio “somos solidarios con Venezuela y respetamos la institucionalidad y la autodeterminación. Que otro país plantee que hay una amenaza es grave”.

Prueba de injerencia extranjera

La presidenta señaló que la injerencia extranjera en Venezuela queda de manifiesto cuando “cualquiera puede leer la ley Menéndez que otorga 15 millones de dólares para financiar actividades en contra del gobierno venezolano. Esas cosas son injerencistas”. (ver nota aparte).

“La situación de inestabilidad en Venezuela ilustra claramente que el abatimiento de la democracia conduce al caos político y a la inestabilidad económica. Esta legislación deja muy claro que la violencia del régimen de Maduro exige una respuesta potente y rápida”, dijo el senador demócrata y presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta de EEUU, Robert Menéndez, autor de la norma. Los legisladores Robert Menéndez, Bill Nelson y el republicano Marco Rubio presentaron el pasado jueves otro proyecto de ley para que EEUU imponga sanciones directas al gobierno de Nicolás Maduro.

Días pasados, el vicepresidente Raúl Sendic sostuvo que al gobierno uruguayo “no le consta” que exista intervención foránea en Venezuela. Esta apreciación desató el debate internacional con el gobierno de aquel país tras considerar el presidente venezolano Nicolás Maduro que lo dicho por Sendic era “una vergüenza” sumando luego el calificativo de “cobarde”, lo que generó a su vez una firme respuesta del gobierno uruguayo.

La pasada semana, otro órgano de debate del Frente Amplio, como el Secretariado Ejecutivo, determinó respaldar la “institucionalidad” del gobierno venezolano y rechazó “los intentos de desestabilización y la injerencia externa en los asuntos internos” en aquel país caribeño, expresando además su “confianza en que los ciudadanos acusados de desarrollar acciones en contra de la institucionalidad democrática contarán con todas las garantías jurídicas en el marco del debido proceso”.

“Reunión extraordinaria”

Hoy sábado, los cancilleres de los países integrantes de la Unasur concretarán el anunciado encuentro regional en la ciudad de Quito, Ecuador, para analizar la crisis diplomática y de relacionamiento entre Venezuela y Estados Unidos. El canciller Rodolfo Nin Novoa, siguiendo expresas directivas del presidente Tabaré Vázquez, presidirá la reunión de ministros de asuntos internacionales en condición de ministro del país que preside la Unasur.

Ya confirmaron su asistencia los ministros de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Surinam y Venezuela a esta reunión que en un principio estaba programada para el pasado jueves 12 en Montevideo, pero que se suspendió por “cuestiones de agenda”, según se señaló desde el gobierno nacional, luego se fijó para el 23 y después se resolvió hacerla este sábado.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores precisó ayer que Uruguay ha realizado las gestiones para convocar a esta reunión extraordinaria de cancilleres para tratar la situación en Venezuela debido a “la importancia y sensibilidad del tema” y que “ante la imposibilidad de varios cancilleres de los doce países integrantes de la Unión de participar con tan corto aviso, especialmente debido a sus agendas previamente comprometidas y cuestiones de conectividad, y como resultado de solicitudes formales de varios ministros en el sentido de postergar la reunión, la Presidencia Pro Témpore uruguaya continuó realizando contactos telefónicos al más alto nivel para acordar una nueva fecha, proponiéndose el día 23 de marzo próximo”, pero que “considerando la urgencia de la situación”, otro grupo de países solicitó fijar una fecha más cercana.

En este sentido, se aprovechó una reunión de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) prevista para el viernes 13 de marzo en Lima, Perú, pero varias cancillerías manifestaron la imposibilidad de participar el 23. Por este motivo, Uruguay resolvió proponer la realización de la reunión extraordinaria en la sede de la Secretaría General de la Unasur, localizada en la ciudad de Quito.

La Cancillería aclara que “no se trata de una cumbre propiamente dicha, sino de una reunión extraordinaria”.