El senador del Espacio 609 Rubén Martínez Huelmo sostiene que no es el campo el que financia al Uruguay sino “Juan Pueblo” haciendo caer uno de los postulados centrales de los autoconvocados.

Afirma, en cambio, que éstos gozan de algunos privilegios como ser el IVA agropecuario, nacido de una excepción al tributo creado en 1972 por el entonces presidente Juan María Bordaberry y que beneficia a los poderosos del sector –unos 4500 contribuyentes de IRAE, en aquel momento presididos por un hermano del mandatario.

“¿Cuál es el sacrificio fiscal que hace el país entero, las grandes mayorías, por concepto de IVA agropecuario para beneficio de los productores que liquidan impuestos por IRAE (Impuesto a la Renta Empresarial), es decir los más ricos?” “Ese sacrificio está cuantificado por la Dirección General Impositiva y equivale en el año 2016 a ciento ocho millones de dólares americanos (108 millones de dólares americanos) aproximadamente.

(Datos oficiales de la Dirección General Impositiva)”, de acuerdo con los datos a los que tuvo acceso el legislador del Espacio 609. Titulada “Juan Pueblo y el IVA agropecuario” ( ver nota relacionada ) Martínez Huelmo investiga el origen del tributo y su permanencia a través del tiempo.

Recuerda que el IVA fue creado por ley 14.100 de fecha 29 de diciembre de 1972 y que “desde el vamos la situación del sector agropecuario (los más grandes) frente al IVA, tuvo un trato diferenciado en la misma ley respecto de los demás sectores de la economía”.

“Tal es el caso del IVA Agropecuario que beneficia a los poderosos del sector agropecuario (4500 contribuyentes de IRAE) frente a 22.000 productores contribuyentes por IMEBA como hemos dicho más arriba”. Martínez Huelmo cita la regulación que fundamenta ese privilegio que establece que los adquirentes de bienes con “IVA en suspenso” no computarán un crédito fiscal por tal supuesto tributo aplicable a la operación”.

El régimen se complementa con la admisión del derecho a la deducción del IVA correspondiente a las adquisiciones de bienes y servicios que integren directa o indirectamente el costo de los productos agropecuarios en estado natural, tal como resulta del inciso final del artículo 11 y del artículo 12 del Titulo l0 del Texto Ordenado.

“Entonces desde el inicio del IVA en Uruguay, se habilitó una ficción tributaria que permitió descontar IVA compra, ¿a quienes?

A los que más tienen, a los más grandes, a los que hasta el momento tributan IRAE (los que tienen más de 1250 hectáreas con índice Coneat 100, quienes realizan ventas por más o superen 2.000.000 de Unidades indexadas, los que revisten la forma jurídica de Sociedad Anónima, Soc. en Comandita por acciones, etc.”, sostiene el legislador.

Martínez Huelmo sostiene que ” ha hecho bien el Presidente de la República en instar al diálogo y calibrar los paliativos a poner a disposición del Parlamento que serán instrumentos justos y necesarios” y agrega que luego de este verano 2018, “ha quedado instalado el tema de los impuestos, quien los paga y un conflicto sobre el tema muy interesante”.

“Es menester dialogar y construir para el conjunto del país. El gobierno y su bancada están en esa línea de trabajo, sin altanería ni insolencia en el ejercicio de cargos de gobierno republicanos, representativos. Y así habremos de seguir”, fundamenta.