Tras una recorrida por Dolores, en el departamento de Soriano, luego de dos años de que se sucediera el tornado que arrasó parte de la ciudad, la coordinadora local del Ministerio de Vivienda, María Moraes, atribuyó el éxito de la rápida reconstrucción de las estructuras edilicias afectadas a la articulación entre diversas instituciones públicas y privadas.

La estrategia de intervención involucró a organismos del Sistema Público de Vivienda como la dirección nacional de Vivienda, la Agencia Nacional de Vivienda, el Banco Hipotecario y Mevir.

También participaron otras áreas del Estado como los ministerios de Defensa y Transporte, las empresas UTE y OSE, el Municipio de Dolores y el Comité Departamental de Emergencia.

Moraes también destacó el trabajo realizado por el Comité de Reconstrucción de Dolores que reunió a la sociedad civil organizada y articuló su trabajo de manera semanal con el Ministerio de Vivienda.

Mejorar la calidad

En dos años, el plan de acción desplegado desde el momento del tornado permitió construir 184 nuevas viviendas y reparar otras 283 en diferentes puntos de la ciudad. La coordinadora explicó que en algunos casos logró mejorarse la calidad de la vivienda con la instalación de baños y la construcción del saneamiento.

“Hay un reconocimiento de esto por parte de los vecinos que sienten que su vivienda quedó mejor de lo que la tenían antes del tornado”, resaltó.

En referencia a las 86 familias residentes en el parque Lavalleja, Moraes informó que la Intendencia de Soriano donó el predio que ocupaban las viviendas lo cual permitió solucionar la titularidad de los inmuebles en los casos que correspondían.

Para las familias con ingresos más elevados y viviendas con una mayor calidad de construcción, el Ministerio brindó un total de 80 préstamos para refacción abonados en tres veces a medida que se constataba el avance de obra.

En todos los casos, la garantía de las viviendas permite al Ministerio exigir a las empresas constructores la intervención en nuevas refacciones si surgen problemas en la estructura, explicó Moraes.

El plan también implicó la reconstrucción de unos 25 locales comerciales, a través de un convenio con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.