Las muestras de “tristeza” y “frustración” no tardaron en hacerse presentes en las redes sociales.

“Ganó la insensatez! Perdió el país!”, lamentó el líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, tras el anuncio del gboerino.

Su colega partidario Hernán Bonilla, sostuvo que quedamos “otra vez afuera del mundo por dogmatismos ideológicos. Otra vez ganan los radicales y pierden los uruguayos que invierten y trabajan”, cuestionó el nacionalista.

El diputado colorado Fernando Amado también se refirió al tema, al opinar que “hay que reconocer que el ‘No al TISA’ tuvo el éxito que no tuvo el ‘No al FMI’, ‘No al Banco Mundial’, ‘No al imperialismo yankee’, etcétera”.

El asesor colorado Leandro Pauletti por su parte, cuestionó que el Presidente “Vázquez acata al Plenario del FA y Uruguay ni siquiera va a escuchar lo que se hable en el TISA. Somos rehenes de una miopía política extendida”, lamentó Pauletti.

En este sentido, el secretario general colorado, Max Sapolinsky, sostuvo que la decisión de retirarse del TISA “demuestra la situación interna del Frente Amplio”. “Muy peligrosa para tiempos de incertidumbre”, advirtió el dirigente.