El titular de la pesquera Fripur, Alberto Fernández, se definió como un “frenteamplista de corazón” ante la comisión sobre el rol de las empresas privadas en la financiación de campañas y partidos políticos.

La comparecencia de Fernández, a instancias del secretario general del Partido Colorado, diputado Adrián Peña, buscaba despejar dudas sobre sus vínculos con las campañas del expresidente José Mujica y el actual mandatario Tabaré Vázquez.

Si bien Fernández se definió como un “frenteamplista de corazón” negó haber colaborado en el financiamiento de las campañas de ambos dirigentes.

No obstante, sí confirmó haber colaborado con el confeccionamiento de la banda presidencial de Mujica y la donación de US$ 15.000 de donación para la ceremonia de traspaso de mando en 2010.

A esto se suma el uso que Vázquez hizo del avión privado del empresario. Tanto Peña como el presidente de la comisión, el nacionalista Alejo Umpiérrez, no quedaron conformes con las declaraciones.

Incluso sostienen que el empresario se contradijo y que ingresó de mal humor a la sesión.  Los diputados oficialistas no realizaron declaraciones.