La familia del joven argentino Santiago Maldonado, cuyo caso removió el país, salió hoy al paso ante supuestas ”conclusiones periciales” de las que se hicieron eco distintos medios de prensa locales la víspera.

‘En las últimas horas, distintos medios de comunicación difundieron presuntos resultados de la labor pericial en la causa. Aclaramos que las supuestas ‘novedades’ son parte de un acta agregada a la causa, labrada con motivo de la autopsia’, subrayaron en un comunicado difundido en el sitio oficial dedicado al joven tatuador, de 28 años.

Varios medios comenzaron a difundir en la tarde noche de ayer que en el acta final de la necropsia, los peritos coincidieron en que el cuerpo no fue arrastrado ni manipulado.

Como lo han hecho desde el comienzo, los familiares de Santiago señalaron que han pedido prudencia y respeto para resguardar la investigación. Una vez más, comprobamos que sólo nosotros cumplimos lo acordado, subrayaron.

Por otro lado advirtieron que, a partir de esas supuestas ‘conclusiones periciales’, empieza a construirse un escenario propicio al cierre de la investigación.

Reiteramos que la audiencia prevista para el día 24 de noviembre -fecha pactada para la reunión de la junta médica en la morgue judicial de la Corte Suprema de Justicia-, debe ser el comienzo de una nueva etapa de la causa y no el final.

La familia del joven artesano, cuyo cuerpo fue hallado sin vida el pasado 17 de octubre y aún no han podido darle sepultura, pidió al Juez a cargo de la causa ‘que se aclare formalmente esta circunstancia para frenar las maniobras destinadas a desviar y comprometer la investigación’.

El caso de Maldonado conmovió dentro y fuera del país. El joven fue visto por última vez el 1 de agosto cuando fue a solidarizarse con la lucha del pueblo mapuche Pu Lof en Resistencia, que ocupa en la localidad chubutense de Cushamen tierras pertenecientes al millonario italiano Benetton.

Ese día por orden de un juez fuerzas de gendarmería irrumpieron contra los mapuches sobre la ruta 40. El caso del joven, hallado 78 días después sin vida muy cerca del lugar de los hechos, es tratado como desaparición forzada.