Por: Por: Mario Delgado Gerez

Falero: ¿Cómo ve al Partido Nacional en San José teniendo en cuenta la votación que ha tenido el Frente Amplio en la elección nacional y en el balotaje, donde fue ganador?

­Nosotros tenemos confianza en la elección de mayo porque entendemos que es una elección diferente. Ya sucedió en el año 2009, donde se había dado una situación muy similar a esta, donde se había logrado un triunfo del frente Amplio en octubre con una supremacía en San José, y luego en mayo la ciudadanía volvió a confiar en la administración del Partido nacional.

Tenemos confianza que va a suceder lo mismo, más allá de cosas que puedan faltar, hemos dejado claro un trabajo intenso y un compromiso. Podemos salir a manifestar que hemos cumplido y creo que no es poca cosa.

Después que renunciemos, el 9 de febrero, nos vamos a proponer nuevamente para ver si la ciudadanía nos quiere confiar la responsabilidad por cinco años más.

Creo que hay un buen equipo de trabajo detrás nuestros, hay un partido que además de dirigentes nacionalistas, cuenta con dirigentes de otros partidos que siempre han estado.

Tenemos claro que es una elección más local que nacional. Y tenemos esperanza en que la ciudadanía nos va confiar nuevamente la administración del departamento

­¿Falero es el único candidato por el Partido Nacional en San José?

­Nosotros tenemos el 64 % de la Convención Departamental, lo que nos asegura que vamos a ser candidatos. Los otros sectores del Partido Nacional, caso Alianza Nacional, tienen la posibilidad de presentar otro candidato, que están evaluando.

Si se da así sería una linda oportunidad de plantear un programa único con dos candidatos. Pero todavía esto no lo sabemos, porque no depende de nosotros, depende de Alianza Nacional.

­¿Quedó algo para concretar, plasmar?

­Siempre queda, y si no queda, algo aparece. Nuestro desafío es seguir transformando la camineria rural de balastro en bitúmen, Vamos a llegar a los 140 kilómetros de transformación de balastro en bitúmen.

Creo que hay que seguir trabajando en esa línea porque cada vez nos queda menos balastro en el departamento y hay que dar certeza y seguridad a la producción.

También en los centros urbanos se requiere de intervenciones específica acorde a las exigencias que hoy nos plantea el tránsito que es muy superior a lo que era antes, y hay que replantear trazados y trabajos urbanísticos diferentes.

En planificación territorial hemos avanzado en tres planes de ordenamiento, en Kiyú, Ciudad del Plata, y en la misma ciudad de San José.

Pero hay que seguir trabajando en Libertad, Villa Rodríguez, Ecilda Paullier. Hay siempre tarea por delante para
desarrollar y una buena planificación es lo que necesita cualquier sociedad para poder crecer ordenadamente.

Nos vamos muy conforme de todo lo que sido el desarrollo de los distintos rubros de la economía departamental en general, a pesar de los golpes que hemos sufrido productos del cambio climático, igualmente lo hemos venido sorteando con mucho trabajo y compromiso de los funcionarios.

­¿Que evaluación hace del trabajo realizado por Congreso de Intendentes?

­Creo que el Congreso de Intendentes ha tenido un rol protagónico en la realidad del país en muchos temas, como fue el acuerdo histórico en el tema patente que cambio sustancialmente, la situación.

El consentimiento que se logró con el gobierno nacional en lo que hace al costo de energía que asumían los gobierno
departamentales y que se entendía que tenía que ser algo compartido porque tiene que ver con la seguridad pública, y se logró compartir un poco los costos de los mismos.

En lo que hace a la a afectación del cambio climático también hemos tenido un muy buen relacionamiento con el gobierno nacional. Y entendimientos que han permito, que en situaciones complejas, hemos tratado de sortear las mismas con la colaboración de todas las partes.

Creo que ha habido un muy buen intercambio y relacionamiento entre el gobierno nacional y los gobiernos departamentales, que nos hace pensar que los gobiernos departamentales, en el futuro, deberían de dar continuidad a esa buena relación que ha existido con el Poder Ejecutivo.