Tras visitar las instalaciones del hospital de Canelones y de prestadores privados del departamento, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso insistió en la política de complementariedad que impulsa la secretaría estatal.

Informó que el Poder Ejecutivo enviará este mes un proyecto de ley al Parlamento que establece “precios de referencia” o “aranceles” para el intercambio de prestaciones entre instituciones a fin de facilitar la atención en servicios de emergencia alejados de los lugares de residencia de los usuarios.

La iniciativa implica que los usuarios puedan ser atendidos en los servicios de urgencia fuera del departamento donde residen. Para ello se creará una cuenta corriente a fin de establecer un arancel por las prestaciones.

El ministro detalló que se evitará que la persona que padezca un problema de urgencia no necesite verificar si su prestador mantiene o no convenio con una institución en cualquier lugar del país. “Es una fuerte apuesta a la integración del sistema”, resaltó.

Visita a instituciones en Canelones

El jerarca recorrió las instalaciones de pediatría, internación, odontología y laboratorio del hospital de Canelones.

Este cuenta con 64 camas de internación, con un sistema de registro informatizado en conexión a la Red de Atención Primaria de ASSE, con imagenología incorporada.

Basso detalló que en Canelones hay tres instituciones de la Federación Médica del Interior (FEMI) y que todos los prestadores privados que funcionan en Montevideo disponen de sedes secundarias, lo que facilita la complementación de servicios. “Es importante firmar convenios de complementación, porque si cada institución quisiera funcionar en forma aislada del resto, generaríamos ineficiencias, subutilización de recursos y dificultades para mantener servicios de apoyo las 24 horas, los 365 días”, indicó.