Vale señalar que este era un punto estratégico, ya que por allí pasaba una línea de diligencia, el camino de los indios y se encontraba a pocos kilómetros de la base de Artigas, en Purificación El lugar constituye una gran planicie de inundación formada en la confluencia de los ríos Queguay Grande y Queguay Chico, caracterizada por albergar un gran macizo forestal asociado.

Los jóvenes sostienen que han logrado aprender y comprender nuestra historia, valorizando los acontecimientos históricos-culturales de dicha región, aplicando herramientas nuevas al estudio de la historia, valorando un lugar poco conocido y escasamente estudiado.

Los estudiantes señalan que “llegó el momento de trabajar juntos, entre los Consejos de Educación, en pos de un aprendizaje integrador, y optando por una formación innovadora, investigando, aplicando nuevas tecnologías, pero sin olvidarnos de una actitud ambiental responsable”.

“Si es así, estaremos en el camino de nuestros aborígenes que denominaron a la zona como Quéguay, río de donde fluyen o confluyen los Ensueños”, y es un sitio en el mundo que todavía casi se puede mostrar, se puede oler, se puede vivir y sentir, como en el momento mismo de la creación” indicaron los jóvenes investigadores.

El trabajo fue evaluado por diferentes agentes y obtuvo premiaciones a nivel nacional e internacional que valoran, y motivan a los estudiantes.