La Intendencia de Montevideo (IM) presentó este miércoles los detalles del descubrimiento de los restos de la primera fortificación de la ciudad de Montevideo, en el marco de las obras de la plaza Zabala.

En la presentación participaron el intendente de Montevideo, Daniel Martínez; el presidente de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, Arq. Nelson Inda; la directora de la División Espacios Públicos, Patricia Roland; y la arqueóloga Virginia Matta, integrante de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación.

En los trabajos de renovación de la plaza Zabala, que se enmarcan en nuestro Plan Ciudad Vieja, fueron encontrados los cimientos de la primera fortificación que tuvo la ciudad en su proceso fundacional. Se trata del “fuerte” proyectado por el ingeniero Petrarca en el lugar que ocupa la plaza Zabala. Fue una de las primeras construcciones militares levantadas entre 1724 y 1725 con el objetivo de defender el enclave colonial de San Felipe y Santiago de Montevideo.

El jefe comunal celebró el hallazgo de los restos de las primeras construcciones por parte de los españoles en estas tierras que, “aparte del valor histórico tienen también un valor turístico, lo que va a pasar a enriquecer el acervo cultural de nuestra Ciudad Vieja”.

Trabajo coordinado

En tanto, Inda destacó que este descubrimiento “aúna dos modos de trabajar, con la IM y la Comisión del Patrimonio, que son concurrentes y complementarios y nos llevan al éxito, en cuanto al mayor conocimiento y la mejor comunicación con la población”. Agregó que gracias a la obra ejecutada en la plaza sabemos que André, el paisajista francés que diseñó la plaza a fines del siglo XIX, asentó su enrejado sobre los muros del antiguo fuerte”.

Matta informó que hasta el momento “se han encontrado unos 23 metros del trazado de la cimentación, ubicado en la acera de la plaza enfrentada al palacio Taranco, lo que correspondía a la fachada del antiguo fuerte y de la posterior casa de los gobernadores. Más sobre la acera de la calle Durango, esquina Alzáibar, se han encontrado vestigios de lo que podrían ser construcciones internas del fuerte, asociadas al siglo XVIII”.

La arqueóloga también detalló que la Comisión de Patrimonio Cultural “realizó una serie de sugerencias, como la de acompañar la obra en plaza Zabala con un proyecto de investigación arqueológica. Tal solicitud se asienta en un relevamiento documental con fuentes históricas, cartográficas e iconográficas que determinal la alta probabilidad de que todo el subsuelo de la plaza y en las aceras que la circundan se encuentran vestigios asociados a los que fue el primer fuerte”.

La historia

Dicho fuerte, por razones de defensa militar, tuvo una implantación singular diferenciada del damero colonial utilizado para diagramar la ciudad, ya que fue orientado Norte/Sur, a diferencia del resto del trazado; orientación que mantiene la plaza Zabala.A finales del siglo XVIII perdió su razón defensiva y pasó a ser utilizada como sede de los gobernadores y alojamiento de reparticiones públicas, como la Biblioteca Nacional (1816) y el Tribunal de Apelaciones (1818), entre otras.

Desde el inicio del período republicano, entre 1830 y 1880, fue sede del Poder Ejecutivo. Posteriormente esta Casa de Gobierno fue demolida por decreto del régimen de Lorenzo Latorre, transformando el solar en plaza pública.

A fines del siglo XIX, tal uso se alineaba con la tendencia urbanista que otorgaba especial interés a la creación de espacios públicos que aspiraba a asemejar a Montevideo al ideal de ciudad jardín europea.

La plaza Zabala fue diseñada por el paisajista francés Edouard André. Inaugurada en 1890 se caracterizó, desde su creación, como un espacio enjardinado inmerso en un tejido densificado como el de la Ciudad Vieja.

El hallazgo de los cimientos de la primera fortificación de nuestra ciudad, por sus valores históricos, aportará mayor nivel patrimonial a un espacio público destacado por sus cualidades urbanas, paisajísticas, ambientales y culturales, así como por la calidad arquitectónica de construcciones en su entorno.

Ciudad Vieja a Escala Humana

La directora de la División Espacios Públicos de la IM, Patricia Roland recordó: “Venimos trabajando en el marco del proyecto Ciudad Vieja a Escala Humana, desde el año 2015 en coordinación con quienes tienen que actuar en caso de un hallazgo como el que se encontró. Por eso rescatamos la importancia del trabajo transversal con todos los actores que tienen algo que decir en el territorio”.