Dos integrantes de la Policía Federal de México no sólo posaron para la foto de un turista que se encontraba de vacaciones en el balneario de Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo, sino que uno de ellos incluso le prestó su fusil de asalto para la pose.

En contraste con la despreocupación con la que estos oficiales se permitieron prestar su arma, la zona norte del estado de Quintana Roo vive una fuerte ola de violencia y ya han sido enviados contingentes de policías federales para disminuir la inseguridad en destinos turísticos como Cancún y Playa del Carmen. Hasta el momento, se ignora la identidad de los oficiales y si se ha iniciado algún procedimiento en su contra. Tampoco se conoce la nacionalidad del turista que aparece en las ya famosas imágenes, que circularon desde este lunes en las redes sociales.

policia