La ex presidenta de Argentina y actual candidata a senadora nacional por el frente Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, declaró que encabeza “la lista negra” de Mauricio Macri y aseguró que el mandatario considera que si a esas personas “las mandasen en un cohete a la luna, en la Argentina se acabarían los problemas”.

Además, la postulante a senadora por la provincia de Buenos Aires señaló un “grave deterioro de la calidad democrática”, por parte del Gobierno, con el objetivo de llevar adelante “una concentración de poder inédita y peligrosa”. “Hace semanas que venimos denunciando un grave deterioro de la calidad democrática de la Argentina. No es descuido ni desidia institucional. Es consecuencia de una política deliberada de debilitamiento y, en algunos casos, de destrucción de algunas garantías básicas del estado de derecho”, indicó en una conferencia de prensa brindada en el Instituto Patria.

Asimismo, subrayó que “el Presidente tiene listas negra de 500 personas, que si esas personas no estuvieran en Argentina y las mandasen en un cohete a la luna se acaban los problemas. Yo encabezo esa lista”. A su vez, afirmó que no “peleará por un sillón en el Senado” y resaltó que “si hubiese querido fueros ya los tendría de mucho antes”.

En relación a la decisión del juez federal Claudio Bonadio de citarla a declarar en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, sostuvo que se la convoca a indagatoria “sobre un hecho que no es judiciable y que vulnera todas las garantías”.

“Como ciudadana y expresidenta quiero tener los mismos deberes que cualquier persona. Es inaceptable la judicialización en paralelo con el cronograma electoral, nunca visto”, resaltó la ex jefa de Estado. Para Cristina Fernández, Macri desea “someter a la democracia argentina a un estado de shock con el ánimo de intimidar” y de “judicializar la vida política, de pretender intimidar” a la oposición y a los votantes.

“Basta, hay que levantar la voz y hay que denunciar la persecución, el acoso y el deterioro grave de nuestras calidad democrática”, aseguró.

También, anticipó que después de las elecciones del 22 de octubre hará una presentación en Naciones Unidas para rechazar la causa judicial en su contra por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán de la causa AMIA. “El Memorándum fue un acto hecho en el marco de la Carta de Naciones Unidas, por lo que es un acto no judiciable”, detalló.