“Defenderemos totalmente los proyectos autogestionados de los trabajadores y la concepción cooperativista para el desarrollo, como es parte del programa histórico y actual del Frente Amplio”, citó el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, como palabras casi textuales del presidente en la reunión con el PIT-CNT en la que también participó junto al subsecretario Julio Baráibar y el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo.

Después de una reunión de una hora y media, los coordinadores del Secretariado del PIT-CNT, Marcelo Abdala y Fernando Pereira, brindaron una conferencia de prensa en la Torre Ejecutiva.

Pereira dijo que los temas planteados por los trabajadores fueron el desarrollo productivo, la política industrial, el sistema de compras públicas, reglamentación del gas, las dificultades en el sector lácteo, el proyecto de ley y decreto sobre el Fondes, funcionamiento del Inefop, el próximo presupuesto nacional, y la existencia de salarios sumergidos y la necesidad de aumentar el salario mínimo nacional.

Uno de los temas de último momento abordado en la reunión fue la modificación al Fondes. El coordinador de la central Consideró que tiene que brindar apoyo financiero a un proceso de incubación de nuevos proyectos por lo que tiene que tener un riesgo superior a la financiación de otro tipo de empresas.

A su vez Fernando Pereira dijo que presentarán “modificaciones al Fondes para priorizar empresas autogestionadas no solo para desarrollar empresas quebradas por el sistema tradicional capitalista sino para construir empresas embrionarias que cuenten con mucha tecnología y valor agregado y le den al país una alternativa a la propiedad de los medios de producción”.

Los trabajadores presentarán al gobierno sus propuestas de modificaciones en la semana posterior al feriado de Turismo, que están siendo elaboradas por los trabajadores de las empresas autogestionadas.

Los representantes sindicales señalaron que no solo se debe abordar el resultado financiero sino también lo social y destacaron que si hubiera cerrado la empresa Metzen y Sena, habría tenido un impacto en Empalme Olmos equivalente a la pérdida de 60.000 puestos de trabajo en Montevideo. “La viabilidad social juega también un papel trascendente”, sostuvo Pereira.

Más tarde el ministro de Trabajo reiteró el apoyo del gobierno a los proyectos autogestionados y a la concepción cooperativista para el desarrollo, así como a las micros y pequeñas empresas que también requieren de un financiamiento diferente al que brindan el sistema financiero y al que acceden otro tipo de empresas.

Murro agregó que el gobierno espera un rápido tratamiento del proyecto de ley del Fondes y aseguró que se comenzará a aplicar de inmediato sea cual sea el texto aprobado en el Parlamento.

Salarios sumergidos

El movimiento sindical le reclamó al presidente de la República atender de manera prioritaria los salarios de los trabajadores que ganan menos de 14.000 pesos líquidos mensuales, que el salario mínimo nacional se establezca en 15.000 pesos en el menor plazo posible.

Pereira explicó que reclamaron que en la próxima ronda de salarios se establezcan aumentos de salario real y se prioricen los salarios más sumergidos en cada área.

Explicó que el presidente Vázquez manifestó que comparte la preocupación para que los salarios más sumergidos crezcan, y que va a orientar al gabinete para mejorar esa situación.

En tanto el ministro de Trabajo recordó que el salario mínimo nacional volverá a ser ajustado en enero de 2016 y que junto al salario de las trabajadoras domésticas fue el que recibió los mayores incrementos en los últimos diez años.

Los trabajadores reclamaron además conocer la propuesta del presupuesto quinquenal antes de su remisión al Parlamento para presentar sus objeciones y propuestas.

Fortalecer la formación

La central sindical abogó por fortalecer los presupuestos educativos y mejorar los organismos para la formación y capacitación de los trabajadores. Señalaron que la educación formal y la formación profesional están ligadas al salario y la categoría de los trabajadores.

Para apoyar la formación de los trabajadores reclamaron cambios en el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) para que capacite fuera y dentro de la empresa. Agregaron que algunos de los proyectos de formación deben estar vinculados a las empresas autogestionadas para darle formación a los trabajadores que dirigen esas empresas.

Sector lácteo

Los representantes de los trabajadores plantearon la situación de la industria láctea, en especial tras el cierre de Ecolat en Nueva Helvecia. Señalaron la necesidad de contener a los trabajadores de esa empresa con seguro de paro extendido, hasta que otras industrias puedan instalarse en la zona. Esto, agregaron, implica puestos de trabajo significativo para una ciudad pequeña. Se acordó que el tema seguirá siendo tratando con el MTSS.

A su vez, el ministro Murro recordó que se viene trabajando en la comisión sectorial de la industria láctea, creada recientemente, y donde participan las cámaras empresariales de la industria, la federación de trabajadores, el Instituto Nacional de la Leche y los ministerios de Ganadería, Industria y Trabajo.

Explicó que se trabaja muy bien en el análisis y propuestas de desarrollo de la industria láctea que tiene amplias posibilidades de crecimiento en el país y exportación de productos industrializados.

Enfatizó que existe un compromiso muy claro de tomar medidas para que no sucedan situaciones como las de Nueva Helvecia, instancia en la que en poco tiempo se perdieron 500 puestos de trabajo. Por tal motivo, dijo que se trabaja a nivel del ámbito general de la mesa sectorial y pensando medidas puntuales para colaborar en atenuar el impacto social que se generó en esa localidad.

PIT-CNT reiteró pedido de entrevista al canciller
Preocupación por el TISA

La central de trabajadores reiteró su preocupación por las negociaciones para un Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA, por su sigla en inglés) iniciadas en el período pasado.

El PIT-CNT considera que “es altamente negativo avanzar un milímetro en este proceso” que consideran negativo para la economía y la soberanía del país. Reiteraron el pedido de entrevista con el canciller Rodolfo Nin Novoa para considerar las negociaciones que ha emprendido Uruguay para este acuerdo.

Recordaron que el acuerdo fue impulsado por Estados Unidos y países amigos, y que las negociaciones iniciadas en 2012, se mantienen en estricto secreto. Entre el 9 y 13 de febrero se realizó una reunión en Ginebra donde participó una representación de Cancillería, de la que nada se sabe, y está prevista otra reunión de todo el grupo que negocia el TISA entre el 13 y 17 de abril en Ginebra con participación de Uruguay.

Pereira dijo que el acuerdo busca liberalizar el comercio de servicios, y que quienes participan de las negociaciones deben aceptar a priori determinadas condiciones y después deben compaginar la legislación interna a las mismas.

Anteriormente una declaración de la Mesa Representativa del PÍT-CNT consideró que “los servicios que se verían afectados por la implementación de este acuerdo van desde el transporte, las telecomunicaciones, construcción, venta al por menor, ingeniería, suministro de energía, distribución del agua, contabilidad, marketing, publicidad, hasta el sector bancario y de seguros, la conservación de la naturaleza, ocio, museos, educación, salud, los servicios fúnebres y mucho más”.