“Los desafíos que enfrenta la ciudad son distintos a los de los años 90; hoy Uruguay viene desarrollando un modelo de crecimiento y desarrollo que busca pensar en todos los uruguayos”, sostuvo Martínez. “Vamos a continuar trabajando, sabiendo que somos parte de un proceso colectivo cuyo centro debe ser la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”, agregó.

El nuevo jefe departamental dijo que tiene “el enorme honor y responsabilidad de ser el intendente de todos y todas los montevideanos”. Añadió que “dedicaremos todas nuestras energías para seguir construyendo un proyecto de ciudad como parte de un proyecto de país”.

“He sido muy feliz”
Por su parte, la intendenta saliente Ana Olivera dijo durante su discurso de despedida que “hoy no es un día de balance, sino de presente y futuro”, y destacó que “los protagonistas son el intendente electo y su equipo”.

Olivera afirmó que “la seña de identidad de este quinquenio han sido los espacios públicos, la cultura y el patrimonio”. En lo personal, señaló que “para los que me pregunten si estoy contenta o triste porque me voy, contesto que he sido muy feliz en este lugar y las satisfacciones han sido mayores que las amarguras”.