El planteo del gobierno se basa en la propuesta presentada el jueves 27, que establece un incremento salarial anual del 3,5% más otros beneficios, como la posibilidad de adquirir lentes y prótesis, así como la inclusión en el Sistema Nacional de Cuidados y la extensión de los beneficios de la ley de maternidad, paternidad y cuidados a los sectores de la educación.

Ayer, el ministro de Economía, Danilo Astori, tras entregar el proyecto de Presupuesto al Parlamento aseguró: “No tenemos pensado hacer mensajes complementarios. Nuestra propuesta es la que acabamos de presentar. El 40% de los incrementos previstos tienen como destino a la educación. Se prevén inversiones, gastos de funcionamiento y una propuesta de mejora salarial que es muy buena”, aclaró Astori.

Consideró que el incremento anual del 3,5% no lo tiene ningún otro sector, ni público ni privado. Dijo que en este Presupuesto hay una especial consideración para las prioridades que incluyen en primer lugar a la educación, “como siempre lo ha sido en todos los gobiernos del Frente Amplio”, aclaró Astori.

“Estamos muy contentos porque hemos logrado un equilibrado planteo”, indicó el ministro. Enfatizó: “El aumento para los docentes es el más alto que se ha logrado en la historia. Estoy bastante satisfecho por esta propuesta que merecen los docentes. No se está ofreciendo poco”.

Agregó que el gobierno hará “los más grandes esfuerzos posibles para llegar al final del quinquenio al 6% del PBI para la educación”.

En tanto anoche, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, indicó que el Poder Ejecutivo está presentando “el mejor presupuesto de la educación de la historia del Uruguay, y el sector educación se lleva el mayor porcentaje de aumento de los recursos que se aumentan a nivel nacional”.

El secretario de Estado aclaró que con estas negociaciones “el que ganó fue el Uruguay y el país”. Manifestó que el gobierno quiere que haya clases y advirtió que también quería levantar la esencialidad cuanto antes. “Eso implicaba que se reanudaran las clases”, acotó. Agregó: “Yo creo en la palabra de la gente”.

Poco después de las 20 horas, el gobierno y los sindicatos volvieron a firmar un acta de una propuesta acordada entre el gobierno y los sindicatos la que será puesta a consideración de las distintas Asambleas.

Murro dijo que el gobierno se siente satisfecho de este proceso de diálogo con los sindicatos. “El gobierno ha puesto todo. En este mensaje presupuestal incluirá estos aspectos con una condición: que si no hubiera acuerdo en los temas salariales, el gobierno igualmente ese dinero lo destinará a la educación para seguir avanzando en el cumplimiento del 6% del PBI para la educación. Pero no se destinará a las mejoras salariales”, indicó el jerarca.

Ayer, los maestros, docentes de Secundaria y UTU de Montevideo decidieron continuar el paro y volver a reunirse hoy para analizar lo negociado anoche entre los sindicatos y el gobierno. En tanto, los maestros de San José resolvieron próximo a las 21.30 horas retomar las clases en las escuelas y se volverían a reunir en asamblea el lunes 7 de setiembre.

Cronología de un día agitado

La cronología de la jornada signada por el levantamiento de la esencialidad comenzó a las 9 horas cuando en Torre Ejecutiva sesionó el Consejo de Ministros. En plaza Independencia los maestros se concentraron en espera que se concretara lo anunciado por el gobierno en la noche anterior de que levantaría la esencialidad. Finalmente próximo a las 11 horas se firmó la medida por parte del Poder Ejecutivo. A las 12 horas comenzaba la negociación entre una delegación del Gobierno Nacional y los sindicatos de la enseñanza (CSEU).

A las 13 horas, el vicepresidente de la República, Raúl Sendic, y los ministros de Trabajo y Educación, Ernesto Murro y María Julia Muñoz comparecieron a la Mesa Política del FA a fin de informar sobre los avances en la negociación con los sindicatos de la educación y la decisión de levantar la esencialidad.

A las 15.30 horas comenzaba la asamblea de ADES (docentes) Montevideo en el Club Sud América.

Próximo a las 16 horas el gobierno pide el primer cuarto intermedio. A la media hora (16.30 horas) ADES Montevideo aprueba por mayoría un cuarto intermedio hasta hoy a las 13 horas bajo el argumento de que carecía de información de las negociaciones en el Ministerio de Trabajo. A las 16.37, el Ejecutivo pide un segundo cuarto intermedio sin llegar a definiciones, posiblemente con la información de lo resuelto por los profesores de Montevideo.

A las 17 horas, Afutu decidió que hoy tampoco dará clases y se volverán a reunir en la presente jornada.

Una hora después, los maestros de Canelones decidieron parar hoy si los maestros de Montevideo también lo hacían.

A las 21.30 horas, Ademu San José aprobó retomar las clases con total normalidad por lo menos hasta el lunes 7 de setiembre.

A las 21.50, Ademu Montevideo resolvió parar por 24 horas y realizar una nueva asamblea a las 18 horas.

“Buena fe”

El director nacional de Trabajo, Juan Castillo, confirmó que ya no se apartará de su cargo tras el levantamiento de la esencialidad en la educación.

Dijo que se trató de una semana “especial y compleja”. Añadió que su anuncio de alejarse, si se mantenía la esencialidad no era para restarle el apoyo al presidente Tabaré Vázquez. Dijo que lo haría por ser fiel a sus principios. “Luché toda mi vida contra los servicios esenciales”, señaló.

Horas antes que ADES Montevideo no resolviera levantar la medida para hoy, Castillo expresó su confianza “en la buena fe que todas las partes cedieron algo.”

Esencialidad

Según fuentes consultadas por este diario, fue el propio Vázquez que a finales de la pasada semana trasladó a los negociadores del Poder Ejecutivo ante los gremios de la Enseñanza “tender” en las reuniones entre las dos partes a dejar sin efecto la esencialidad dictada el 24 del pasado mes de agosto. La resolución abarcó los servicios de Educación Inicial, Primaria, Secundaria, Educación Técnica Profesional y de Formación Docentes.

La esencialidad se había resuelto en su momento ante la situación provocada por las medidas adoptadas por las organizaciones sindicales del sector, que dieron lugar al incumplimiento de uno de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución “como es el de la enseñanza de niños, niñas y adolescentes”, señaló el gobierno.

Por otra parte y conforme pasaron las horas y las asambleas gremiales se iban pronunciando sobre la última propuesta del gobierno, el documento del Poder Ejecutivo, y ante las decisiones y resoluciones de los distintos órganos y asambleas de los sindicatos y federaciones de la educación pública donde se establece la reanudación de clases a partir del 1° de setiembre, “encomendó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social dejar sin efecto la resolución de Esencialidad y dar continuidad a la negociación para definitiva solución del conflicto”.

Ese documento señala que la negociación se retomaba ayer lunes al mediodía. Estaba firmado por el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, y destaca el respaldo del Consejo de Ministros a las actuaciones que se cerraron el domingo a las 23 horas en el local del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.