La mantuvo retenida en el sótano de una vivienda y solicitó una importante suma por su rescate. Lo hizo a través de correos electrónicos que envió desde computadoras en diferentes cibers y por aviso en diferentes diarios de nuestra capital.

La Policía llevó a cabo discretas investigaciones y el sujeto liberó a la víctima tras recibir el dinero. Pero no pudo ir muy lejos ya que fue apresado y se trataba de un abogado, ubicándose el lugar donde estuvo retenida.

En el sótano donde la tenía le había colocado un colchón y le llevaba un balde con agua para que se lavara.

La adolescente pasó dramáticos momentos hasta que la liberó. Al parecer, deudas que poseía motivaron a este hombre a cometer el secuestro. Fue enviado a prisión.