Por: Jorge Pasculli (uno de nosotros)

Tabaré definió al Sistema Nacional de Cuidados como “el desafío del tercer gobierno del Frente Amplio” y lo comparó al plan de emergencia, que llevó a cabo durante su primera gestión.

“Esto es profundamente revolucionario. Va a cambiar la estructura del país y va a dar coherencia y racionalidad a la acción política que se pretende desarrollar”.

A través de este sistema la provisión de cuidados se transformará en una actividad compartida entre el estado, los privados y la comunidad. “Uruguay está experimentando cambios demográficos, sociales y económicos que disminuyen la capacidad de la familia de llevar a cabo estos cuidados”, por eso hay que “socializar y redistribuir las tareas de cuidados”.

Dentro de este programa se trabajará por la protección de la infancia. Para eso se ampliará la licencia por maternidad y paternidad, se avanzará en la cobertura de niños de 0 a 4 años y se establecerá por ley la creación de centros de cuidados para la infancia en los centros de estudio y de trabajo.

En lo que refiere al cuidado de las personas en situación de dependencia, el programa propone asegurar la inclusión de niños y niñas, trabajar con asistentes sociales y apoyar la construcción de casas de salud. Para las personas mayores de edad, se buscará crear centros regionales de larga estadía en todo el país y se regulará los servicios de acompañantes.

Los tres grandes sectores necesitan que el Estado, junto a privados, velen por ellos. Que los niños, ni los discapacitados, ni los jubilados, queden “a la buena de dios”. Esta propuesta del FA apunta a rodear mejor a aquellos sectores más débiles, complementando todo lo que se ha venido haciendo en estos 9 años y medio. Aquellos que tienen una posición económica desahogada podrán estar de acuerdo o no con todo lo actuado por el FA en materia de derechos, justicia social, apoyo a los más necesitados, porque sus vidas están a salvo. Interesarse y contribuír con los demás será –en todo caso- un tema de conciencia y si es así podrán optar. Pero, para los más necesitados es difícil poder comparar lo hecho por el FA con lo realizado por otros partidos en estos temas tan vitales para sus vidas…