Donald Trump anunció formalmente que los EEUU reconocen a Jerusalén como la capital de Israel. “He decidido que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel”, dijo el líder estadounidense desde la Casa Blanca, tras ordenar el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv y reivindicar “un nuevo enfoque” para el conflicto israelí-palestino. Todos los países tienen sus embajadas en Tel Aviv, precisamente para evitar un reconocimiento a Jerusalén como una ciudad netamente israelí.

“Jerusalén es el corazón de una de las democracia más exitosas del mundo. Esto no es más que un reconocimiento de la realidad, es algo que debe hacerse. EEUU apoya una solución de dos estados. Mientras tanto, pido a las partes respetar el status quo. Mi gobierno se compromete a buscar la paz. Y pido a los líderes políticos y religiosos de la región que se unan en esta búsqueda de la paz”, declaró en un discurso muy esperado emitido en vivo.

El norteamericano llamó a la “calma, la tolerancia y la moderación” a todas las partes en Oriente Medio: “Es hora de que todas las naciones civilizadas (…) respondan a los temas que generan desacuerdo con debate, no violencia”. Mientras el premier israelí Benjamin Netanyahu calificó de “histórica” la declaración de Trump sobre Jerusalén, Egipto la rechazó en un comunicado en el que mostró su “gran preocupación por las posibles consecuencias” en la estabilidad de Oriente Medio.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron califica de “lamentable” la decisión y pidió “evitar a cualquier precio la violencia”. Resaltó “el compromiso de Francia y Europa con la solución de los dos Estados, Israel y Palestina viviendo como vecinos en paz y seguridad en fronteras reconocidas internacionalmente con Jerusalén como capital de los dos Estados”.

Para Turquía, la medida estadounidense es “irresponsable” e ilegal. “Condenamos la irresponsable declaración de la administración estadounidense… la decisión va contra la ley internacional e importantes resoluciones de Naciones Unidas”, afirmó en Twitter el ministro turco de Relaciones exteriores, Mevlut Cavusoglu. Para Jordania, la medida norteamericana “es una violación del derecho internacional”

Para el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el estatus de Jerusalén debe ser decidido por una “negociación directa” entre israelíes y palestinos. “No hay alternativa a la solución de dos Estados”, con “Jerusalén como capital de Israel y Palestina”, agregó el jefe de Naciones Unidas. El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erakat, declaró que Trump “destruyó” la llamada solución de dos Estados al anunciar el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, y  “privó a Estados Unidos de cualquier papel” en el proceso de paz entre israelíes y palestinos. Amenazante, el grupo terrorista Hamas aseguró que Trump “abrió las puertas del infierno”.

El estatuto de Jerusalén es un asunto clave en el conflicto palestino-israelí, y ambas partes reivindican a esa ciudad como su capital.

EL DATO

Advertencia

Hamas dice que la decisión de Trump sobre Jerusalén abre “las puertas del infierno”