Desde las 8 de la mañana de este jueves las cooperativas de transporte Ucot y Coetc llevan adelante un paro en rechazo a la reforma del sector proyectada por la Intendencia de Montevideo (IM).

Los ómnibus de esas cooperativas han bloqueado varios puntos neurálgicos de la ciudad, como la avenida 18 de Julio y las inmediaciones del Palacio Legislativo. En estos momentos las unidades se trasladan por Ciudad Vieja.

 

El tránsito en esas zonas se ha visto afectado y las principales arterias de ingreso y de salida del Centro han estado sobrecargadas por el desvío del flujo de vehículos.

 

Los cooperativistas afirman que la reforma planteada por la IM significará la pérdida de cerca de 1800 puestos de trabajo, aunque las autoridades de la comuna se han mostrado contrario a dichas afirmaciones.

Según informó Subrayado, los miembros de ambas cooperativas aseguran que habrá una modificación de la paramétrica, recorte de servicios y de cantidad de horas de recorridos, lo que afectaría a toda la población, fundamentalmente a los que viven en barrios con recorridos menos rentables.

 

Foto: Twitter/@clota1965