“El organismo lleva los números y las comparaciones en la mayoría de las capitales, además en las usinas tenemos un control permanente y confirmo que se superó largamente el 10% de consumo. Podemos hablar de casi un 15% de sobre consumo respecto a la misma época del año, el año pasado”, afirmó Machado.

Esta situación, dejó de manifiesto que “se han hecho grandes inversiones para poder ir aumentando y mejorando la capacidad de producir y de distribuir agua potable a la población ya que si no, sería impensable que hoy estuviéramos entregando las cantidades de agua con la calidad necesaria como para poder haber llegado a estos consumos”.

Dos represas

Por otra parte, el ingeniero confirmó la necesidad de invertir US$ 300 millones para hacer una reserva de agua para abastecer la ciudad de Montevideo.

“OSE viene trabajando hace tiempo con una fuente alternativa para abastecimiento de la capital y el área metropolitana y se llegó a la conclusión de que la óptima solución para dar una respuesta alternativa que asegure el abastecimiento de agua a la población por 30 años más, es la construcción de dos represas, una mayor en el arroyo Casupá y la otra, en el arroyo del Soldado”.

Recordó que el Presidente Mujica dijo que “no podemos dormirnos en el tema del agua” a los efectos de comenzar todos los procedimientos entre los que se incluyen “coordinar y conversar con la sociedad civil porque una represa implica la construcción de un embalse; construir un lago que inunda tierras a veces productivas; hay temas de conflictos de intereses, etc.”.

Machado informó que “nosotros este 2014 también comenzaremos con todos los lineamientos para desarrollar el proyecto ejecutivo que va a ser una obra de la próxima administración”. No hay una fecha de inicio pero se dio “luz verde a todos los pasos que planteamos y eso es un gran avance”.

Las represas “permitirán mejorar la cantidad de agua a almacenar y también podremos regular la apertura y cierre de compuertas en los dos brazos principales del río Santa Lucía y eso permitirá mejorar los caudales de estiaje y tener control de la calidad de cómo escurre el agua que es nuestra principal fuente de agua bruta para potabilizar en la usina de aguas corrientes”.

Además, destacó “el tema de la cantidad -por posibles eventos de sequía-, también cumple la función del manejo de calidad debido a la situación que tiene principalmente la cuenca baja en la zona de Canelones, Canelón Grande el río Santa Lucía donde además, las aguas en la cuenca alta son de excelente calidad, según lo confirman los estudios que allí se efectuaron”.

Uso solidario

Al ser consultado sobre la posibilidad de un desabastecimiento Machado lo desestimó: “no vamos a tener inconvenientes debido a que las reservas son buenas. Recomendamos hacer un uso responsable ‘solidario’, del agua como no regar en horas de sol, no lavar vehículos o veredas con la manguera abierta permanentemente y cuando nos aseamos, no dejar la canilla abierta”.

Estimó que “cada gotita de agua o cada litro que contribuimos a no desperdiciar, es una gotita de agua que colabora con nuestro vecino o con nuestro barrio para que no tenga una baja de presión o algún problema de desabastecimiento en alguna momento del día. El organismo ha monitoreado y no ha habido gente que haya pasado 24 horas sin agua”.