“Nuestro país, históricamente hablando, y voy a tratar de ser muy pero muy objetivo, no es crítica de ninguna especie lo que voy a decir, ha sido culturalmente un país centralizador, a lo largo de la historia; es la realidad”, dijo Vázquez.

Añadió: “La mayoría de las actividades políticas, sociales, económicas, culturales, educativas, empresariales y productivas se realizan en Montevideo o en el cinturón alrededor de Montevideo. Y una expresión menor de esa centralización se da en el resto de los departamentos del país, donde las ciudades capitales son también centralizadoras. Esta es una realidad”.

Como conclusión, Vázquez dijo que “no es por obra de magia, ni con simples palabras que esto se puede llevar adelante”, sino que se requiere trabajo, vocación, voluntad política y liderazgo político. “La ciudadanía puede confiar en que este presidente tiene una fuerte vocación descentralizadora en el país”, aseveró.

Para ratificar su idea, Vázquez anunció que solicitó a la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, que una vez pasadas las elecciones municipales del próximo diez de mayo se reúna con todos los municipios del país a los efectos de preparar el Plan Quinquenal “escuchando a los municipios, escuchando al tercer nivel de gobierno que es escuchar a los vecinos”.

Vázquez mencionó como ejemplo la política de descentralización que ejecuta la Universidad de la República (UdelaR)y su regionalización del país, aunque reconoció que aún no abarca todas las profesiones y especialidades, lo que muestra el por qué de carencias en algunas profesiones, como puede ser el caso de profesionales urólogos, pediatras o anestesistas en algunos casos.

Vázquez comprometió su apoyo a los esfuerzos que realiza la UdelaR, al tiempo que destacó como uno de los mayores logros del gobierno de José Mujica la creación de la Universidad Tecnológica.