Iván Alonso, el experimentado delantero acordó su salida de River Plate argentino y así el club liberó un cupo de extranjero.

Fue un día movido y de novedades en River en lo que respecta al futuro de su plantel. Mientras que lo de Leonel Vangioni está cada vez más lejos de concretarse y la renovación de Milton Casco ya estaría acordada, el club de Núñez hizo oficial la salida Iván Alonso.

El atacante uruguayo de 38 años, que llegó al Millonario de la mano de Marcelo Gallardo a principios de 2016 y se ganó el cariño de los riverplatenses tras sus goles en la final de la Copa Argentina ante Rosario Central, acordó la rescisión de su contrato luego de un semestre en el que, especialmente por problemas físicos, apenas pudo participar de siete partidos.

Si bien no hay nada confirmado aún sobre su próximo destino, Alonso podría continuar su carrera en Cerro Porteño de Paraguay, Real Murcia de la segunda división de España -donde ya jugó y es ídolo- o Nacional.

De esta manera, River logró liberar un cupo de extranjero -podría sumar otro más si se concreta la salida de Arturo Mina- e iría, ahora sí, en busca de Nicolás De La Cruz, el hermano de Carlos Sánchez.

River tenía la ilusión de poder repatriar a Leonel Vangioni, sin lugar en el Milan, pero entre los clubes no hubo acuerdo económico y por eso la dirigencia apuró la renovación del contrato de Milton Casco, el lateral por izquierda titular de Gallardo. Casco tenía vínculo con River hasta junio del 2018 y no extenderlo ahora podía significar que el jugador quedara con el pase en su poder a mitad del año que viene, algo que en Núñez sufrieron mucho en los últimos mercados de pases. La renovación quedó acordada de palabra y, al regreso de sus vacaciones, el lateral firmará hasta junio del 2020.