Esta actividad, realizada ayer en la sede central de la Universidad de la República, significó el lanzamiento de la segunda fase del Diálogo Social convocado por el Gobierno.

“Esta segunda fase del Diálogo Social es la base sustancial en la cual el país analizará las propuestas presentadas”, dijo García. Informó que 10 mesas de diálogo trabajarán en los próximos seis meses para finalizar su labor en un documento final por mesa, “tratando de establecer los mayores consensos”.

En la apertura del acto, García indicó que el Diálogo Social ya cuenta con 650 inscriptos y más de 200 propuestas presentadas. La Mesa 7, denominada Descentralización y Ciudades, comenzará el intercambio con más de 55 instituciones y 7 propuestas inscriptas.

Esta instancia está relacionada con la elaboración de una mirada integral de desarrollo, estimó García. En ese marco, aseguró que el proceso de descentralización fue definido por el Gobierno como la principal reforma política de este periodo. Para el director de la OPP, la descentralización es una temática apasionante porque la mirada territorial de las políticas públicas se transforma, dado que es en ese espacio donde “se ven las necesidades de la gente”.

Las propuestas de este espacio, disponibles en la página en Internet del Diálogo Social, incluyen el debate de los Centros de Cercanía de El Correo, la promoción de la tecnología para impulsar políticas de descentralización por parte de Antel, el plan de apropiación de tecnología de la información y las comunicaciones para el desarrollo territorial del Ministerio de Industria.

También contiene la visión desde el interior del país de la Confederación Empresarial del Uruguay, propuestas de la Asociación de Escribanos del Uruguay y la presentación de Nodos Ambientales Participativos de la Arquidiócesis de Montevideo.