Uruguay endureció su posición sobre Venezuela y firmó junto a otros ocho países de Latinoamérica un fuerte comunicado que condena “enérgicamente” la violencia y pide al gobierno de Maduro que retome la senda de la institucionalidad democrática y fije fechas para cumplir con el cronograma electoral.

Los gobiernos firmantes son los de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Paraguay, Perú y Uruguay, no lo hicieron Guatemala y Honduras, que habían participado del anterior comunicado conjunto.

“Nos sumamos a la declaración formulada hoy por el Secretario General de las Naciones Unidas urgiendo a “la adopción de medidas concretas de todas las partes para reducir la polarización y crear las condiciones necesarias para enfrentar los desafíos del país en beneficio del pueblo venezolano”.

“Reafirmamos que es urgente que las autoridades venezolanas adopten medidas para asegurar los derechos fundamentales y preservar la paz social”.

“Resulta imperativo que la hermana República Bolivariana de Venezuela retome la senda de la institucionalidad democrática y que su Gobierno fije las fechas para el cumplimiento del cronograma electoral y fije garantice la separación de poderes constitucionales”, concluye el comunicado difundido anoche por el Ministerio de Relaciones Exteriores.