A pesar del intenso frío yuan pertinaz lluvia, cientos de personas se manifestaron pacíficamente en la noche de este jueves frente a la Embajada de EE.UU. en Uruguay, la que estaba vallada y vigilada por varias cámaras, según publicó la central obrera en su sitio web.

La concentración -convocada por la FEUU, el PIT-CNT y distintas organizaciones sociales- por la Paz desplegó sus banderas y consignas en contra del imperio yanki que “ha sido el principal agresor de los pueblos de América Latina desde hace 200 años”, según lo definió el periodista Gabriel Mazzarovich.

En ese marco, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, valoró a LA REPÚBLICA que pese a las condiciones climáticas, “hacemos una evaluación positiva de la movilización”.

Aberrantes declaraciones

El dirigente también indicó al portal de la central obra que esta movida fue “en respuesta a las aberrantes declaraciones de Donald Trump en la ONU que marcan un camino de agresión, de guerrerismo”.

En este sentido Abdala explicó que “curiosamente las guerras son un negocio multimillonario por la venta de armas primero y luego por la reconstrucción de las zonas que destruyeron”.

El sindicalista remarcó que aquellos que se encontraban frente a la embajada estaban abogando “por la Paz de todos los pueblos del mundo, en particular de América Latina y en solidaridad con la Revolución Cubana y la autodeterminación del pueblo venezolano”.

La lectura de la proclama estuvo a cargo de la dirigente María Eugenia Amarilla, representante del Departamento de Jóvenes del PIT-CNT y de Claudio Arbesún, secretario de asuntos gremiales de la FEUU.