El intendente de Cerro Largo, Pedro Saravia, se presentará ante la Junta Departamental el lunes para brindar información sobre la situación en la que recibió la administración de parte del ex intendente, ahora senador del Partido Nacional, Sergio Botana.

Consultado por LA REPÚBLICA sobre el estado en que recibió la Intendencia, explicó que tiene muchas deudas exigibles a corto plazo y con pocos ingresos previsibles en los próximos meses.

Agregó que la situación administrativa ha sido de desorden en varias dependencias con empleados que no tienen tareas o no se sabe dónde están.

Admitió que durante la sesión pueden surgir sorpresas, y que eso dependerá del interés de los ediles. Particularmente, admitió, la mala situación no ha sido una sorpresa.

Saravia confirmó que será una sesión de trabajo que se realizará a pedido de la Junta, ya que cuando asumió mantuvo una reunión con los ediles, y estos le reclamaron información que habían solicitado al ex intendente Botana, y que no había tenido respuesta.

Cuando asumió la Intendencia a principios de mes anunció que quería “conocer la situación económico-financiera” y “el tema laboral y de personal ya que no hemos podido acceder a toda la lista de funcionarios”.

Aclaró que todavía está recabando información y que no encuentra algunos expedientes. Dijo que si no aparecen antes de fin de semana, tendrá que realizar una denuncia penal por faltante de expediente. De todas maneras dijo que espera que con el retorno de funcionarios que estaban de licencia, se pueda aclarar la ubicación de esos documentos.

Un tema de especial preocupación es la cantidad de funcionarios, tareas, salarios y ubicación. En ese campo ha trascendido que hay unos 2.000 funcionarios entre presupuestados y contratados, cuando la comuna tenía antes menos de 1.100 funcionarios. Incluso se ha denunciado que una oficina en Montevideo tiene más de 30 empleados.

Saravia adelantó que también presentará informe sobre los avances de obras en los proyectos financiados con aportes de la OPP o de la propia comuna. Asimismo brindará información sobre los juicios y reclamos que tiene la Intendencia con terceros y de otros contra el gobierno departamental.

Otro capítulo que abordará en su presentación será sobre la situación financiera, estado de deudas y créditos contraídos.

Desprolijo y arbitrario

El candidato a intendente por el Frente Amplio, Yerú Pardiñas, dijo que la administración de Botana ha sido desprolija y arbitraria en el manejo de los recursos. Señaló que muchas de las cosas que está investigando el actual intendente, han sido denunciadas por el Frente Amplio en la Junta Departamental durante estos últimos cinco años.

Recordó que los ediles han reclamado información al ex intendente Botana y que nunca recibieron respuestas. Llamó la atención sobre los expedientes judiciales que pueden ser “una caja de Pandora” ya que Botana tenía un equipo de abogados que impedía conocer la situación, no se sabe cuántos juicios tiene la comuna.

Señaló que durante su mandato, Botana tuvo “un manejo arbitrario de los recursos” que incluso fue advertido por el Tribunal de Cuentas.

Pardiñas señaló particularmente que la Junta Departamental había concedido autorización a la Intendencia a contraer deudas hasta por 12 millones de dólares, que debían estar saldadas antes del fin del período, y con el compromiso del gobierno departamental de brindar un informe de situación cada seis meses. Jamás se realizó un informe, destacó.

Asimismo dijo que el ex intendente solo brindó números globales de los gastos en Carnaval y no en detalles como se exigía.

Además de la situación de endeudamiento, la Intendencia tiene un déficit presupuestal equivalente a 50 millones de dólares.

Destacó que el Frente Amplio ha denunciado estas irregularidades pero que siempre fueron puestas en segundo plano, “mucha propaganda y mucha presencia mediática del intendente y sin dar respuesta”, concluyó.

Agregó que el FA esperará la información que brindará el actual intendente para definir la línea de acción.

El FA primero

En la pasada elección, el 30 de noviembre (segunda vuelta) la fórmula Vázquez-Sendic obtuvo en Cerro Largo un total de 33.915 superando a la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga que logró 27.845 votos. En la primera vuelta (26 de octubre), el Frente Amplio ganó también por amplio margen:  28.381 votos para el Frente Amplio y 24.280 votos para el Partido Nacional. Habrá que ver en mayo qué ocurre.