La Policía habría presentado a la Justicia elementos de prueba contundentes

Cayó principal sospechoso del triple asesinato en Malvín Norte

Publicado el 19/12/2013 - 7:05

Finca

Era conocido de la familia ultimada y en sus declaraciones existen contradicciones

Tras idas y venidas que demandaron mucho tiempo, aunque en ningún momento la Policía dejó de trabajar en el tema, efectivos de Investigaciones de la División 2, luego de un minucioso análisis de todo lo actuado, pudieron obtener ciertos y determinados indicios que en las últimas horas llevaron a la detención de quien ahora está siendo considerado como el principal sospechoso de ultimar a golpes a un matrimonio y su hijo menor de edad, en la finca que las víctimas ocupaban, situada en la zona de Malvín Norte, en un episodio que tuvo lugar en enero del año pasado.

En relación a esta nueva vuelta de tuerca en el caso, LA REPÚBLICA pudo saber que los pesquisantes dieron arresto a un sujeto que era conocido de las personas asesinadas.

Fue determinado por los policías actuantes, que surgieron importantes contradicciones en sus declaraciones, lo que sumado a otra serie de elementos, lo dejarían sumamente comprometido en lo que se refiere a su directa responsabilidad en los tres crímenes.

En la pasada jornada, la jueza en lo Penal de 16º Turno, le tomó declaraciones. Paralelamente dispuso que se cumplieran otra serie de actuaciones y que el indagado permaneciera en calidad de detenido y hoy sea conducido nuevamente a su despacho.

Como se recordará, el sangriento y trágico episodio quedó al descubierto en horas de la madrugada del 6 de enero del año pasado, cuando a la finca ubicada en la calle Petrona Rosende 4799 esquina Carlos Prando, Malvín Norte, llegó un trabajador, empleado de la distribuidora de refrescos que allí funciona y desde el exterior del inmueble se percató que algo grave había sucedido y alertó a la Policía.

Al lugar, también debieron arribar efectivos de Bomberos para forzar una puerta y poder ingresar, ya que todas las aberturas estaban bien cerradas.

Cuando ingresaron ubicaron en un sillón, con señales de haberse defendido, a Cecilia González, de 66 años. A metros se encontraba el esposo, José Osorio de la Iglesia, de 65 años y en el baño de la casa, al hijo de ambos, Jonathan Osorio González, de 17 años. Todos estaban sin vida y con los cráneos destrozados a golpes.

En arma homicida no fue localizada en el lugar del hecho.

Desde la oportunidad, los pesquisantes habían cumplido distintos procedimientos. Varias personas fueron indagadas, entre ellos un menor de edad, pero a ninguna se le pudo probar nada y recuperaron su libertad.

Tribuna

El United no levanta cabeza

A pesar de la llegada de Di María, quien tuvo minutos sobre el terreno de juego, el Manchester United sigue sin conocer la victoria, y las críticas empiezan a caer sobre Louis Van Gaal.

Más Noticias