Para los impulsores del referéndum, el resultado de ayer es una elocuente muestra de la voluntad ciudadana y dieron por laudado este polémico tema. La Comisión Pro Referéndum, que impulsara el diputado nacionalista Pablo Abdala, reconoció la derrota apenas culminada la votación y anunció su disolución.

Uno de los aspectos que más llamó la atención fue la escasa concurrencia a votar en todo el país. Para habilitar el referéndum obligatorio contra la ley se requería, por lo menos, el apoyo del 25% del total de inscriptos habilitados para votar, 655.193 adhesiones.

Estando escrutados el 99,77% de los votos, la adhesión llega al 8,88%. Al cierre de nuestra edición, faltaban completar los departamentos de Montevideo, Canelones, Rivera, Paysandú, San José y Florida. Ya se sabía que el domingo sería una jornada de frío, y que estaba prevista una doble participación de los seleccionados de Uruguay en la Sub 20 y en la mayor. Sin embargo, se estuvo lejos de obtener el 25% de los habilitados: 655.193 adhesiones.

Más allá del resultado, fue la primera vez que la Corte Electoral utiliza para la recepción de votos y el escrutinio, las computadoras del Plan Ceibal en una elección nacional. Se destinaron más de 30 máquinas en diversos circuitos en Montevideo, a lo que se debe sumar los 18 zonales desde donde se enviaba la información, ganando en rapidez. En Artigas, había dos centros desconcentrados, en Bella Unión y la ciudad capital, lo que hizo que los datos del escrutinio concluyeran poco después de las 21 horas.

En Vichadero-Rivera, se utilizó una máquina del Plan Ceibal, mientras que en todas las mesas receptoras de votos de Rocha y Lavalleja, se contó con una de estas computadoras para facilitar la recepción y envío de datos. Fue precisamente en esos departamentos donde se dieron a conocer los primeros resultados de la convocatoria.

A 30 minutos de cerradas las mesas receptoras, ya se había escrutado el 70% de los circuitos, confirmándose algunos datos que extraoficialmente todos mencionaban. En Rocha y Lavalleja se estaba muy lejos del 25% requerido. A las 20 horas de ayer, en Rocha, de los 59.226 habilitados sólo habían sufragado 2900 personas, lo que representaba un 4,89%. En tanto, la votación en Lavalleja era un poco mejor, donde el 70% de circuitos escrutados, con 50.966 habilitados, sufragaron 2010. El porcentaje final en este departamento llegó al 9%.

La Corte Electoral ya había utilizado las computadoras del Plan Ceibal en las elecciones universitarias y en las del BPS, pero la de ayer fue la primera experiencia a nivel nacional.

En el caso de Montevideo, pasadas las 20 horas, las proyecciones con un 4% de votos escrutados, indicaban que la adhesión por la papeleta alcanzaba el 6,5%. El primer departamento que concluyó a las 21.30 horas la validación de votos fue Flores.

En tanto, el más retrasado era Florida, donde a esa hora se había escrutado el 35% de los votos pero los mismos no habían sido validados. Los departamentos que superaron el 10% de adhesión fueron Rivera (16%) Río Negro (12,41%), Salto (12%), Tacuarembó (12,34%), Artigas (11,84%), Cerro Largo (10,96), Flores (10,84%), Durazno (10,88 %)

Lavalleja no llegó a los 10%, y con la totalidad de los votos validados, la papeleta obtuvo una adhesión del 9,43%. Lo mismo ocurrió con Soriano (9,30%) y Colonia (9,1%).

En tanto, Rocha fue el departamento con menor sufragio, con un 5,48%. Le siguieron Maldonado con menos de un 7%, Canelones y Montevideo.

Treinta y Tres, una intendencia netamente nacionalista obtuvo un 7,66% representado por 3.141 adhesiones.

Aquí la gráfica

Grafica aborto