Andrés Scagliola, director de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), quien integra la Comisión de Programa del Frente Amplio (FA), explicó este jueves los principales lineamientos de lo que será el “buque insignia” de un eventual tercer Gobierno del FA: el Sistema Nacional e Integrado de Cuidados (SNIC).

Scagliola, en diálogo con radio El Espectador reafirmó la importancia para el Uruguay del SNIC “más caro que tener un sistema de estos, es no tenerlo, los costos son diferidos”.

El jerarca explicó a la emisora que a través de ese sistema se atenderá la profundización de algunas iniciativas que ya están en marcha como por ejemplo la asistencia a personas mayores o con discapacidad, la extensión de las licencias a padres y el avance en la regulación de la tarea de los cuidadores.

El SNIC forma parte de uno de los pilares fundamentales del programa de gobierno que pretende implementar el Frente Amplio si logra su tercer gobierno.

Para sintetizar el significado del Sistema Nacional Integrado de Cuidados, Scagliola expresó que se trata de un “conjunto de acciones públicas que crea nuevos servicios, nuevas regulaciones y se dirige a la formación de los cuidadores” apuntando a “tres poblaciones en particular: niños de entre 0 y 3 años, personas adultas mayores con dependencia para tareas básicas y personas con discapacidad”.

El entrevistado recordó que en este período de gobierno frenteamplista “se avanzó en tres iniciativas: programas de asistentes personales para personas con discapacidad, extensión de licencias maternales y paternales y en el medio horario de cuidados, avanzando en la regulación de las residencias de larga estadía”.

Para Scagliola el SNIC “es una de las innovaciones en el capítulo de políticas sociales en relación a lo que hemos venido haciendo. Es una de las transformaciones de mayor calado en los últimos 30 años, poniendo en la delantera al país en relación con América Latina” y agregó: “Más caro que tener un SNIC es no tenerlo, los costos son diferidos”, puntualizó en entrevista con El Espectador.

Con respecto a las líneas de acción planificadas para aquellos niños de entre 0 a 3 años, el jerarca del Mides adelantó: “Vamos a avanzar en universalizar el acceso de niños de tres años a instituciones de educación. Además universalizar los dos años a través de centros de cuidados con atención básica de cuatro horas diarias y grupos de ocho horas”.

Scagliola también hizo referencia a las madres que actualmente están sin trabajo porque no tienen un lugar para dejar a sus niños. “Necesitamos avanzar en la atención de ocho horas para que las madres accedan al mercado de trabajo. Ésta es una apuesta muy grande a seguir bajando la incidencia de la pobreza en la población y una apuesta fuerte de equidad de género”.

Licencias para padres
Con respecto a la evaluación de las licencias para padres, bajo la nueva legislación, Scagliola informó que la ley vigente ya ha generado importantes avances. Recordó que a julio de 2014, (con ocho meses de ley) hay 10307 madres que han pedido licencia extendida a 14 semanas, 4809 padres que han hecho uso del subsidio por paternidad, 3608 mujeres hacen uso del medio horario (que ahora se extendió) y 100 hombres han hecho uso de este medio horario”.

Según el jerarca, la idea es “cumplir con este cronograma que va hasta 2016, extendiendo hasta 13 días las licencias por paternidad y el medio horario y continuar mirando a 2020 extendiendo las licencias maternales y paternales y el medio horario”.

La meta es “llegar a las 18 semanas de licencias maternales. Esa meta es el horizonte que debe perseguir Uruguay para establecer estímulos para que el medio horario de trabajo lo tomen madres y padres”, sentenció.

Cuidado de los adultos mayores
“Estamos trabajando para llegar con cuidados domiciliarios a los adultos con dependencia severa. Vamos a priorizar a los ancianos no válidos que están solos primero, o que viven solos con otra persona que debe sostener esa carga enorme de ciudades”, aseveró el director de Políticas Sociales del Mides.

Según explicó Scagliola, habrá dos propuestas para estos sectores de la población “lpara los adultos en dependencia severa el cuidado domiciliario y si es ésta es leve o moderada, la teleasistencia”.