La senadora del PVP, Virginia Cardozo contó a LA REPÚBLICA los principales puntos de la segunda generación de reformas en la salud que apuntan a introducir cambios en el modelo de financiación, gestión y atención. A su vez señaló que “la derecha nunca va a querer un sistema integral, solidario, que apueste a superar una lógica de mercado en la salud, porque tienen la lógica de la privatización”.

Segunda generación de reformas

El Frente Amplio trabaja en la segunda generación de reformas en la salud al cumplirse 10 años de implementación del Sistema Nacional Integrado de Salud. Se busca en esta etapa incorporar y mejorar algunos aspectos o incluso recorrer otro camino en busca de la mejor salud para la sociedad. Cardozo afirmó que la reforma de la salud que impulsó el FA giró en torno a tres ejes fundamentales.

Por un lado, incluyó el cambio de modelo de financiación: gracias al SNIS hubo un cambio importante pasando de haber una categoría de pobre, “la salud para los trabajadores y la salud para los ricos”, mientras que hoy “logramos que todos los uruguayos podamos acceder a una atención de salud de iguales condiciones, universal y de calidad”, señaló la legisladora.

Agregó que esto fue posible gracias a la creación del FONASA que “se paga por cápitas y las cápitas miden edad y sexo”. “Fuimos viendo que como variable de riesgo queda un poco corta” por lo que, agregó, “hay que apuntar a mayores características de las personas”. Otro elemento clave, indicó, “son los tickets que moderaban algo instalado ya por los prestadores privados. Afirmó que si bien se han ido bajando los precios hay que disminuirlos más aún.

Modelo de gestión

El segundo punto importante que señala Cardozo es el cambio en el modelo de gestión. En este sentido, dijo, se pretende extender la representación de los usuarios a lo largo del SNIS al considerarse que “quedó muy relegada a un representante en la JUNASA”. Se pretende que los usuarios “sean actores protagónicos para estar desde un lugar desde el control”, manifestó.

Al mismo tiempo, está analizándose “el proyecto de ley para que las personas que ingresan a un cargo de gestión en ASSE sean concursado. También será importante para por cuestiones de conflicto de interés”. Además, la complementación es fundamental en un sistema integrado: “Los prestadores de salud tienen que poder entrar en una lógica de colaboración y no de competencia, superar esa lógica de negocio de la salud en el que cada vez se compite contra el otro en vez de buscar como lograr la mejor atención a la salud”.

Modelo de atención

El tercer eje de los cambios propuestos por el SNIS el cual necesita variantes apunta a las modificaciones en el modelo de atención. Si bien la ley habla de la instalación de un modelo que se viene desarrollando, que se basa en la atención primaria y con un fuerte nivel de atención, “requiere un cambio de estructura par poder realizarse.

ASSE ha realizado grandes avances pero los prestadores privados de salud aún están muy por detrás y vemos que en realidad el cambio de estructura precisa en un cambio en el primer nivel de atención, con técnicos especializados, con equipos de salud de referencia que conozcan su historia, su familia, que puedan, garantizar contención”, dijo, añadiendo que “vemos en los prestadores de salud esto no es una lógica instalada, tenemos que buscar mecanismos para lograrlo”.

La derecha y la salud

Ante los ataques de la oposición para dar a entender que todo en materia de salud está mal, con una Comisión Investigadora que analiza a ASSE sobre denuncias que la misma prestadora realizó, la senadora expresó que lo que “está claro es que la derecha está haciendo su campaña, dando todos los palos que puede, sin entender nada del proceso de salud”.

“Hay referentes de la oposición que han ido a centros de salud de ASSE a averiguar haciendo preguntas dejaban en evidencia que no tenían idea de donde estaban. Se acercan al centro de salud de primer nivel de atención de ASSE de Piedras Blancas preguntando si eso era un hospitalito. Esa persona no sabe como funciona el SNIS, no sabe como esta compuesto ASSE, ni idea de nada, y hacen preguntas que daban bastante vergüenza”, afirmó.

Cardozo entiende por un lado que la oposición está en una campaña constante, pero también señala que “la derecha nunca va a querer un sistema, solidario, que apueste a superar una lógica de mercado en la salud, porque tienen la lógica de la privatización. Por eso es algo que vamos a tener que defender fuertemente nosotros”.

“La lógica de la derecha, si le interesara la salud de la población, junto con denunciar que hay cosas para mejorar en ASSE, en las cuales podríamos trabajar juntos, podrían preocuparse por como los prestadores de salud privados no cumplen las metas que tienen que llevar adelante, en el sentido de que, por ejemplo, no se ha desarrollado un primer nivel de atención”, comentó, añadiendo que “hay prestadores de salud que fraccionan los medicamentos para vender más tickets” y la oposición no están “igual de horrorizados con estas situaciones que es un robo a le gente. Cuando hay un ensañamiento con ASSE, es más campaña política que preocupación por la salud de la gente”.

Logros a nivel de género

A la hora de hacer un balance del año, tas destacar el accionar de la fuerza política cuando de ética se habla, como de darle una solución a la situación de los cincuentones, Virginia Cardozo enfatizó en los logros en materia de género: “Fue un año de mucha pelea donde se lograron cosas importantes como al ley de violencia basada en género.

Fue un triunfo importante de este gobierno y el próximo año nos toca la pelea de asignarle recursos a esa ley”. A su vez fue un 2017 importante en materia de resistencia. “El movimiento feminista tuvo dos grandes encuentros, y la gente salió a la calle cada vez que una mujer fue asesinada”. Puertas a dentro, otro punto a destacar es que el FA definió que en todas sus listas electivas tendrá paridad de género.