A la polémica en Artigas por las contrataciones de familiares para cargos de dirección que realizó el intendente Pablo Caram (sector Todos de Luis Lacalle Pou) se suma ahora la denuncia de la Asociación de Empleados de Bella Unión (Aembu) que acusan al jefe comunal de “violar el estatuto” y el “orden escalafonario” aprobando ajustes de sueldos y aumentos de grado solo para un grupo de funcionarios afines a su grupo político.

Así lo denunció Marcelo Dacol, presidente del sindicato de funcionarios en Artigas.

“El Intendente de Artigas hace trampa; electo en democracia gobierna como dictador, firmó un acuerdo con Aembu para destrabar un conflicto y no lo cumple”, afirmó Dacol a LA REPÚBLICA. El dirigente explicó que en Bella Union hay 280 funcionarios de los cuales unos 260 están afiliados a Aembu mientras que, el resto, forma parte de la Asociación de Empleados de Artigas (Aema).

En declaraciones a un medio local, Dacol insistió con que el intendente Caram “no respeta el estatuto, no se respeta carrera funcional, no se respeta a las propias autoridades, en este caso al consejo de municipios y si no se respeta lo que se firma qué podemos esperar”.

El dirigente aludía al acuerdo firmado en 2015 con el sindicato tras varios días de conflicto luego que el intendente asumiera su cargo y despidiera a varios funcionarios de la intendencia y a cinco de Bella Unión, ante lo cual el sindicato paralizó los servicios.

El intendente, agregó Dacol, violó el acuerdo en octubre del año pasado al despedir a un funcionario, tras lo cual, el sindicato se declaró en preconflicto. “Lamentablemente, es un intendente que no tiene palabra, no conoce otro sistema de gobernar que no sea la soberbia y el avasallamiento en cuanto a las potestades del intendente”.

No obstante, dijo que confia en lo que “son las leyes dentro de un estado de derecho, por algo existen los sindicatos, los municipios, el intendente, y acá más allá de que el intendente tiene la potestad, creo que es un atropello y una falta de respeto hacia el propio consejo y los trabajadores del municipio de Bella Unión” que algunos funcioanrios aumenten de grado y “algunos que ni siquiera están trabajando”.

“Parece un chiste, hay funcionarios que están llegando a los dos años que están con certificado médico y les ha venido aumento significativo de grado. Es algo que parece un chiste pero no lo es. Esto está pasando hoy en Artigas, un atropello hacia los trabajadores, aumento de grado a compañeros que hace más de un año que no concurren a trabajar”, afirmó.

“El mensaje es claro: el que se alinea con él no precisa que trabaje, que aplauda y que va a tener un premio pago con el dinero de todos, que es un aumento de sueldo”, señaló, porque el intendente “le da aumento de sueldo a gente que no trabaja”.