El ministro del interior, Eduardo Bonomia señaló que se estudia la posibilidad de instalar en los depósitos de dinero de los cajeros tinta para manchar los billetes cuando se produce una vibración de determinadas características e inhabilitar los billetes” ya que quedan marcados.
La técnica se utiliza en Paraguay y dió buen resultado. En 2015 hubo 28 explosiones y tras esta técnica sólo se registraron dos.
“Hace años que hemos planteado la conveniencia de que se pongan cajeros en todas las unidades policiales y que ahí se retire, vamos a insistir con esa idea”, dijo el ministro y anunció que está prevista una reunión con el Ministerio de Economía y Finanzas”.
“Creo que en instituciones policiales no hay horario y se puede funcionar las 24 horas y con seguridad”.