El fin de las transferencias monetarias y el gasto social, la política económica o la baja en la edad de imputabilidad, son algunos de los asuntos sobre los cuales el FA busca contrastar opiniones con el Partido Nacional.

El jueves, el diputado del Partido Socialista (PS) Gonzalo Civila invitó a debatir al diputado del Partido Nacional Javier García sobre temas puntuales. “¿Acepta una invitación a debatir sobre la baja, jóvenes y política, historia y futuro?”, escribió Civila en su Twitter el día jueves.

Días pasados, el economista Álvaro García, ex ministro de Economía del gobierno de Tabaré Vázquez, desafió a debatir a Ignacio De Posadas, quien ocupó esa misma cartera durante el gobierno del doctor Luis Alberto Lacalle (1990-1995). García refutó la opinión del ex ministro quien en una columna en el diario El País titulada “Algo anda mal” cuestionó el gasto social del gobierno. El asesor de Tabaré Vázquez dijo que “la derecha” tiene la visión de que el desarrollo “puede ser uno para determinada cantidad de gente y para el resto es otro”.

García dijo que “es positivo intercambiar y debatir puntos de vista siempre y cuando sirvan para transparentar visiones de país” y agregó que, en su opinión, en esta campaña se contraponen “dos visiones”. Por un lado, la visión del FA de que “todos los ciudadanos, todos estamos en el mismo barco, en el mismo proyecto de desarrollo” y, por el otro, “lo que ha sido la historia de la derecha, de que el desarrollo puede ser para determinada cantidad de gente y para el resto es otro”. García también manifestó su desconcierto porque el candidato del Partido Nacional Lacalle “anda repartiendo rebajas de impuestos, lo he visto en varias crónicas, como si fueran caramelos” y que esa visión, a su juicio, “está en contradicción” con la visión de la derecha.

Por otro lado, a instancias de la producción de un canal de TV, la presidenta del Frente Amplio Mónica Xavier aceptó debatir con su homólogo del Partido Nacional, el senador Luis Alberto Heber. El encuentro entre ambos no se concretó hasta el momento a raíz de que el legislador nacionalista “no encuentra fecha” apropiada en su agenda, según supo LA REPÚBLICA.

También el ministro de Desarrollo Social Daniel Olesker invitó a debatir al profesor Pablo Da Silveira, coordinador de programa del candidato del Partido Nacional, quien planteó eliminar las transferencias monetarias a los sectores vulnerables, sin que hasta el momento haya recibido respuesta.

Para el diputado Civila, el Partido Nacional “está teniendo dificultades de clarificar cuál es el proyecto político que sostiene”. “Cuando el Frente Amplio propone debatir sobre temas puntuales, los dirigentes del Partido Nacional no responden; yo invité ayer (por el jueves) al diputado Javier García a debatir sobre la edad de imputabilidad. El ha marcado opinión claramente con argumentos sobre el asunto y hasta ahora no he recibido respuesta. Supongo que pueda llegar en las últimas horas”, afirmó.

No obstante, dijo que esta ausencia de respuesta que se refleja en otros casos “denota la falta de voluntad del Partido Nacional parar debatir en serio”.

Agregó que “lo que nosotros estamos propiciando son debates temáticos que sirvan para profundizar estos temas, no debates generales entre precandidatos presidenciales, en los cuales quedan bastante poco clara las posiciones, y se terminan discutiendo muchos temas en muy poco tiempo y en un esquema que es más mediático que de profundización política”.

Civila afirmó que esta campaña electoral “está teniendo por parte del Partido Nacional un perfil de marketing político y de mucha mediatización de la difusión”. Añadió que el Frente Amplio lo que busca es “profundizar en los temas importantes con referentes en cada uno de ellos y que puedan tener visiones diferentes”.

Lacalle “solo incita a debatir”

El diputado del PS Gonzalo Civila dijo que “sostener que los únicos debates válidos son los debates entre los precandidatos es una idea que reduce absolutamente la discusión política”. “Acá el candidato del FA tiene un equipo, el FA es un colectivo además de tener un muy buen candidato presidencial. Y lo que parece es que de parte del Partido Nacional no hay nadie más que Lacalle dispuesto a debatir y digamos que la disposición de Lacalle tampoco puede comprobarse hasta el momento porque en realidad hasta ahora solo son incitaciones a que el otro candidato debata”.