La diputada del Partido Nacional Graciela Bianchi dijo que citará al Parlamento a las autoridades del Codicen para que expliquen los fundamentos pedagógicos de la guía de Educación Sexual ya que “se quiere imponer a los niños una ideología de género, donde los heterosexuales pasamos a ser una minoría discriminada”.
Dijo que está inspirada en colectivos como Ovejas Negras “y los colectivos de lesbianos” que atraviesan los derechos por el tema género. “Ese es el mayor cuestionamiento que en principio yo le hago a esta guía. “Tiene una necesidad de discriminar en sentido inverso”, agregó.

La diputada abrió una nueva polémica sobre la educación sexual en el sistema educativo surgió por estos días entre la Iglesia y las autoridades de la enseñanza.

Sturla

También se sumó el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, quien cuestionó la guía de educación sexual que se presentó esta semana para ser aplicada en las escuelas.

Sturla dijo que se trata de imponer una visión de la sexualidad que no necesariamente coincide con los valores de las familias que envían sus hijos a la escuela, por lo que el Estado estaría sustituyendo a los padres en su responsabilidad de educar a los niños de acuerdo a sus principios.

Sturla habló en su audición semanal de Radio Oriental de la Propuesta didáctica para el abordaje de la educación sexual en Educación Inicial y Primaria presentada esta semana por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Según el Cardenal la guía contradice a la Constitución en su artículo 41, que establece que los padres son los responsables de sus hijos, ya que plantea que en la escuela “es importante comunicar a las familias que la educación sexual es un derecho de los niños, niñas y adolescentes, por lo cual los padres, madres y/o referentes familiares no pueden permanecer indiferentes a dicho derecho, aún cuando no coincida con sus valores y creencias.
Audio. Radio Uruguay