Rodrigo Bentancur desempeñó una excelente actuación en sus dos primeras posibilidades en la selección mayor, destacándose particularmente lo hecho con Bolivia, en que debutó como titular.

“Me sentí muy bien, hicimos un partido redondo y se dio como lo planteamos. Mejoramos en el tema de la tenencia, la llegada y nos sentimos muy cómodos”, contó el volante de la Juventus antes de emprender el regreso a Italia.

“Antes del partido tuvimos una charla grupal, el maestro nos habló y jugar el partido con un pie en el Mundial fue un plus que tuvimos”, agregó.

Sobre el excelente presente que está viviendo en su carrera, sostuvo: “Cuando terminó el encuentro me puse a pensar en todo lo que estaba viviendo y no caía. Es obvio que se te viene a la mente poder vivir un Mundial para el que falta tan poco, pero toca volver a Italia y dar lo mejor allá para seguir creciendo”.

“Se vienen cosas importantes”

Otro que habló fue Matías Vecino, quien evaluó: “El balance de las Eliminatorias es súper positivo, porque se consiguió el objetivo de clasificarse al Mundial. Es un torneo largo, donde se pasan por muchas situaciones y en el que tuvimos momentos buenos y malos. A la hora de pasar raya terminamos segundos y estamos en el Mundial nuevamente”.

En cuanto a su rendimiento y las posibilidades que le dio el DT, indicó: “Desde que vine siempre tuve continuidad, minutos, sea en la posición que me toque jugar y trató de dar el máximo”.

Sobre el hecho de jugar como volante de recuperación, dijo: “es un lugar en que me siento cómodo y lo vengo haciendo hace tiempo. Es un voto de confianza del entrenador y tengo que seguir de esa manera, respondiendo porque hay muchas cosas importantes por delante”.

Respecto a la presencia de Valverde y Bentancur en la zona de volantes, mencionó: “aquí siempre salieron y van a seguir saliendo buenos jugadores. Lo importante es que los que llegan responden y saben que tienen el apoyo del grupo y del entrenador, que es fundamental”.

“No hay que jubilarlo”

Celso Otero, ayudante del Maestro, habló sobre la importancia de Tabárez: “Siento admiración por su capacidad como entrenador. No en vano tiene el reconocimiento que tiene en todos los ámbitos del fútbol internacional. Tal vez en Uruguay le llegó más sobre el final de su carrera, pero en muchos lugares lo reconocen como un faro de capacidad y de consulta. Por algo participó en la FIFA aportando en el área técnica con otros entrenadores de primerísimo nivel mundial”.

“El maestro ha marcado un período en el fútbol uruguayo y merece quedar en la historia por todo esto que está llevando adelante. No cierro las puertas hasta el último día que él crea que tiene que estar. No debemos de afuera jubilarlo. Que sean él y su capacidad quienes marquen cuándo y cómo finalizar. Hay muchas alternativas, transiciones y cosas que se pueden dar sin perder lo que él puede aportar hasta última instancia”, agregó.

Cerró considerando: “El entorno, el ambiente futbolístico y hasta la sociedad nuestra deberíamos seguir conteniéndolo para que él pueda aportar su capacidad intelectual”.