Por: Luis Casal Beck

Goyenola había sido presidente de Ancap, Intendente de Tacuarembó, miembro del Consejo Departamental de Montevideo (segundo en la lista del batllismo de 1958, que encabezaba Luis Batlle Berres), en tiempos de gobierno colegiado; y diputado por su departamento.

“Yo me fui del Partido Colorado, porque entiendo que sería un engaño votar (en 1971) por (Manuel) Flores Mora, para dar el triunfo a Jorge Batlle o a Pacheco. Y en el caso que ganara un sector opuesto a éstos últimos, no tendría mayoría parlamentaria para llevar adelante programa alguno”, explicaba en una entrevista realizada por “Cuadernos de Marcha” (Nº 46, febrero de 1971).

“El Frente (Amplio) es una esperanza que se abre. Creo que ya tiene fuerzas, como para ganar la Intendencia de Montevideo. Y si no es ahora, el triunfo total será en realidad en 1976”, agregaba. El golpe de estado, fue en junio de 1973.

En los años 40, Goyenola militó en la poderosa lista 20 de Tacuarembó. En 1950 resultó electo Intendente Municipal (8.508 votos), cargo que ocupó entre 1951 y 1955. En las elecciones de 1958, la lista 15 de Batlle Berres lo postuló al gobierno de Montevideo. Triunfaron los blancos. Fue entonces uno de los tres concejales de la minoría en el período 1959-1963. Entre 1963 y 1965 ocupó una banca como diputado por Tacuarembó.

La muerte de Luis Batlle (1964), y las internas en la 15 (1965), generaron distintos realineamientos. Goyenola apoyó la escisión liderada por Amílcar Vasconcellos, que en las elecciones de 1966 marcó su presencia con un sector propio dentro del coloradismo (77,476 votos; 2 senadores, 5 diputados). Con la llegada de Pacheco al gobierno, las aguas se dividieron. “O estamos con el pueblo o con la oligarquía”, sostenía Goyenola en “Cuadernos de Marcha”.