Tacuarembó, Durazno, Cerro Largo, Treinta y Tres, Florida, Flores son los departamentos más afectados y a los que se les está asistiendo con agua por parte de OSE, personal de Sinae e intendencias de cada uno de los departamentos, no solo para consumo humano sino que en algunos puntualmente se provee del recurso hídrico a varios establecimientos rurales.

Vale señalar que además en este trabajo están involucradas otras instituciones como personal de las Fuerzas Armadas, del Mides y hasta de Salud Publica, porque el problema comienza ser más serio de lo que todos preveían y tiende a agravarse.

Según el director del Sistema Nacional de Emergencias, Fernando Traversa, son unas 200 familias a las que se les está asistiendo con agua, pero si no llueve el problema podría complicarse. De hecho está anunciado un episodio de lluvias para las próximas horas pero meteorología prevee que no será de consideración y que recién sobre fin de mes estarían llegando las lluvias.

Esta ayuda se está implementando en estos departamentos fundamentalmente a familias que no están en la red de OSE, las que han sido las primeras impactadas por la sequía.

“Específicamente lo que estamos haciendo es proveyendo agua para alimentar estos depósitos de los cuales obtiene el agua esta población” precisó Traversa.

Recién a partir de mayo la situación tiende a normalizarse y por ende se observarían eventos de lluvias al menos una vez por semana. De todos modos Traversa sostiene que “aun con lluvias, tendremos uno o dos grados por encima de la media normal, por lo cual va a llover pero también se va a evaporar más que lo habitual, por lo tanto es una situación que vamos a seguir atendiendo” dijo el director del Sinae.

Incendios

Otro de los problemas que trae aparejado la sequía son los incendios y en ese aspecto se advierten más salidas de Bomberos en cada departamento, aunque hacen la puntualización que se han dado más incendios, de campos y bosques fundamentalmente en departamentos del Sur y Este del país.