La presidenta del INC, Jacqueline Gómez, visitó Bella Unión la semana pasada en una gira de trabajo y reuniones con colonos, trabajadores rurales, sindicalistas de UTAA y autoridades de ALUR.

Al asumir el INC en sustitución de Andrés Berterreche, Gómez reiteró que la meta de su administración es llegar a adquirir 55.000 hectáreas en esta administración y distribuirlas.

Con los trabajadores rurales de la cooperativa en formación de Cainsa, se firmó un contrato de arrendamiento precario de varios predios que en conjunto suman unas 200 hectáreas, en la séptima sección judicial del departamento de Artigas.

Se trata de ocho familias de trabajadores afiliados a UTAA, y según los define el INC, “en su mayoría asalariados zafrales de la caña de azúcar en situación de vulnerabilidad social, residentes en el centro poblado y alrededores”.

Según explicó la presidenta del INC, este emprendimiento “se enmarca en la política que viene desarrollando INC desde el año 2005, en donde se prioriza la inclusión socio-productiva de asalariados rurales a través de la promoción de emprendimientos asociativos en los procesos colonizadores”.

Asegura que el emprendimiento que comenzaron estas familias, es un proyecto socio-productivo en que se produzca caña de azúcar para ALUR, cultivos de verano, ganadería, granja y horticultura. “El objetivo principal en el corto y mediano plazo es complementar los ingresos monetarios de las familias beneficiarias y satisfacer sus necesidades alimentarias básicas”, aseguró.

Por otra parte, Gómez se reunió con representantes de UTAA y con integrantes de la Colonia Raúl Sendic Antonaccio, que reúne a más de 50 familias, unas 220 personas, y explotan unas 2.000 hectáreas.

La colonia está integrada por asalariados zafrales del rubro cañero y pequeños productores, y que antes de ingresar como colonos, el 80% de ellos estaba en condiciones de pobreza.

En la colonia se siembra caña de azúcar en unas mil hectáreas destinadas al complejo azucarero de ALUR, y se completa con producción ganadera y hortícola.

Finalmente, Gómez avanzó en conversaciones con UTAA para la adjudicación futura de otras mil hectáreas en emprendimientos similares.

Adquisición de tierras

Desde 2005 hasta la fecha, se incorporaron al Instituto 81.234 hectáreas, con un promedio de compra anual de más de 12.000 hectáreas. Entre los años 2000 y 2004, el INC solo compró 45 hectáreas.